lee nuestro papel digital

Opinión

Ciudadanía y educación física

Dr. Héctor Trujillo G. Académico Facultad de Educación Universidad Central


 Por La Tribuna

30-11-2016_20-41-00HectorTrujillo

¿Puede haber algo más positivo para fortalecer a una ciudadanía joven que enseñarle a luchar por una sociedad justa y democrática donde la participación en deportes colectivos, constituyen una situación de vida real?

 

La ciudadanía se construye sobre la base del intercambio humano entre personas que se identifican, sea como grupo étnico o como nación; cultivan formas de vida común, conviven y establecen su propia red de relaciones, llegando a crear derechos y deberes que los caracterizan.

A diario, las noticias nos golpean con pérdidas que afectan la moral de la vida ciudadana. Vemos perderse la ética en las altas esferas de la vida nacional, social, económica, cultural, política o religiosa.

No cabe duda que la educación debe y puede hacer algo por la formación de la  juventud ciudadana,  la misma que a futuro deberá con urgencia y madurez, restaurar la moral y reponer el respeto a la ética y la justicia en las relaciones humanas. En este sentido, la educación física como parte del currículum escolar, debe promover una ética y una prudencia recreativo-expansiva que resguarde la vida y contribuya a internalizar valores y actitudes que favorezcan el buen vivir en un mundo convulsionado por el engaño, el egoísmo, la sobrevaloración del dinero y del poder por encima de la justicia, de la amistad, del honor, la verdad y la lealtad.

El proceso de enseñanza–aprendizaje de la educación física, como ninguna otra asignatura, tiene la posibilidad de producir cambios a corto plazo de comportamientos y actitudes. Debemos ser capaces de ir a la persona del alumno con prácticas que imitan la vida misma, pues la asignatura desde su dimensión humanista-motriz cuenta con herramientas pedagógicas y condiciones valóricas privilegiadas.

¿Puede haber algo más positivo para fortalecer a una ciudadanía joven que enseñarle a luchar por una sociedad justa y democrática donde la participación en deportes colectivos, constituyen una situación de vida real? Si se da tal situación de aprendizaje en clases de educación física, consecuentemente se deberán aplicar las herramientas de evaluación compartidas, que implican la reflexión individual y colectiva, las que producirán el cambio de conciencia en virtud del constante proceso educativo en acción, clase a clase, si así se realiza.

Podemos concluir que la educación física es una disciplina que no sólo apoya el  desarrollo  físico de las personas en tanto seres individuales, sino que también contribuye a favorecer su desarrollo social en su interacción. Es así que en el aprendizaje educativo-físico el hombre como la mujer aprenden a convivir con respeto por las demás personas, cualquiera sea el estatus socio-económico, cultural y político, si la preparación y la conciencia pedagógica del docente así lo permite.

Dr. Héctor Trujillo G.
Académico Facultad de Educación

Universidad Central


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes