lee nuestro papel digital

Opinión

Nueva Mayoría: comunicación en crisis

Alejandra Riveros Martínez Académica Escuela de Publicidad Universidad Central


 Por La Tribuna

25-11-2016_20-27-00AlejandraRiveros

La palabra comunicación viene del latín communis, que significa “común”. Se ve sencillo, pero en realidad, es complejo. Y es que si fuera fácil, nuestra cotidianeidad no se vería alterada por conflictos en las relaciones humanas que establecemos.

Un caso para analizar comunicacionalmente es lo que la llamada Nueva Mayoría está experimentando desde hace un tiempo. La crisis se agudizó luego de la derrota en las últimas elecciones, conjuntamente con el malestar de la Democracia Cristiana, más el rol del Partido Comunista y las proyecciones de las futuras elecciones presidenciales. A esto, ahora se suma el conflicto desatado tras el paro de los funcionarios públicos y el reciente cambio de gabinete, que dejó aún más al descubierto el total desencuentro entre la coalición oficialista. ¿Es entonces un error en la comunicación del bloque de Gobierno?

Comunicarnos implica “poner en común” y esto requiere de voluntad para aislar cualquier obstáculo en señal de conseguir el propósito real de la comunicación. “Poner en común”, considera tener conciencia de aquellos elementos que pueden producir ruido en el intercambio comunicacional, con la finalidad de ser fieles en la llegada del mensaje. En este contexto, ¿cómo puede entonces la ‘Nueva Mayoría’ volver a comunicarse? ¿Es factible salir de esta crisis comunicacional? ¿Es posible nuevamente estar “en común”?

El modelo comunicacional planteado por David Berlo, en su texto “El proceso de la comunicación”, expone ciertos elementos para aislar las interferencias en el intercambio comunicativo. Sólo quisiera destacar dos de los mencionados por el autor: el manejo de las actitudes y el conocimiento del tema. Sin lugar a dudas, que las actitudes delatan nuestros sentires más profundos. Estos comportamientos deben ser favorables a los otros, donde la empatía y la asertividad son los recursos más apropiados para alcanzar a las personas. Por otra parte, el conocimiento del tema es decisivo como un recurso de credibilidad. Es decir, creemos en las personas, en la medida que estas demuestren dominio de lo que están hablando o prometiendo. De lo contrario, la confianza se pone a prueba.

Lo anterior es sólo una muestra de por qué los desencuentros en la llamada ‘Nueva Mayoría’, se transforman en un caso para ser estudiado comunicacionalmente. El punto de reflexión, radica en la falta de credibilidad de un mensaje que es cuestionado, porque quienes lo proclaman están carentes de actitudes sanas en beneficio de una coalición y de un verdadero conocimiento sobre las materias que deben dominar y trabajar. Pero, ¿cuál es el punto en común de esta coalición? ¿Cuál es el mensaje “en común” que debe propagarse? Todo está difuso.

La comunicación es compleja, es cierto, pero debemos tener voluntad para comunicarnos. Por ello, si la ‘Nueva Mayoría’ estuviera más consciente de lo que significa “poner en común”, estaría en otra posición, con un mensaje que trascendiera y que fuera creíble para los chilenos y chilenas de hoy.

Alejandra Riveros Martínez
Académica Escuela de Publicidad

Universidad Central

 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes