lee nuestro papel digital

Opinión

Chile: una mesa para todos (parte II)

Francisco Muñoz Almendras


 Por La Tribuna

22-11-2016_21-19-55FranciscoMuñoz

 

Hay que comprender de que la mejor solución no es tratar el problema (en un principio si se aplica, obviamente hay que tratarlo) sino que la mejor solución es la prevención. Pretendemos ser una sociedad inclusiva, en donde nadie sea vea restado del progreso de la República y de nosotros como sociedad.

 

Tercero: Aquí debiésemos pensar en la rehabilitación, desde todos los ámbitos y de manera holística, la rehabilitación y ayuda psicológica debe abarcar al reo en cuestión y a la familia, verificar los problemas psicológicos que pueda tener cada uno, las adicciones a la que estos se ven enfrentados, a la vida marital que los mismos, ya que solo piense, como debe afectar en una relación el que su esposo/esposa se encuentre en la cárcel. Es importante abordar todos los aspectos de la vida del reo.

Cuarto: El Estado debiese promover a los reos que tengan mejor conducta y que mejores resultados tengan en cuanto a sus oficios, la posibilidad de que puedan ir a un centro de formación técnica o porque no, que ellos puedan ir a la Universidad, esta es la mejor forma de garantizar un estímulo para que ellos puedan progresar y que de raíz puedan sacarlos de la segregación intelectual a la que estos se ven afectados.

Quinto: Es importante también generar redes de apoyo a nivel personal y familiar del reo, no olvidemos que el contexto en la que éstos se ven envueltos es de vital importancia, ya que por más que haya esfuerzo detrás, si llegan al mismo lugar donde aprendieron a delinquir, lo más probable, es que estos vuelvan a hacerlo. No sería mala idea, que incluso con los mismos recursos que ellos se hagan al trabajar dentro de la cárcel, puedan aportar un 50% de subsidio para una vivienda propia y que de esta forma ellos puedan salir de los contextos de violencia y adicción en la que ellos y sus familias viven.

Lamentablemente el espacio para poder explayar y explicar cada una de estas opiniones o propuestas para reducir efectivamente la delincuencia en Chile. Hay que comprender de que la mejor solución no es tratar el problema (en un principio si se aplica, obviamente hay que tratarlo) sino que la mejor solución es la prevención. Pretendemos ser una sociedad inclusiva, en donde nadie sea vea restado del progreso de la República y de nosotros como sociedad. Pues bien, la mayor prueba para poder ser una sociedad inclusiva y más humana, es ayudar a quienes por diferentes razones, y por nacer en contextos demasiados adversos, han caído en la exclusión. Nadie está libre que de una u otra forma nos veamos involucrados o que tengamos a alguien cercano que caiga en esta situación. ¡Chile es una mesa para todos!

Francisco Muñoz Almendras 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes