lee nuestro papel digital

Opinión

Urgente reforma al Código de Aguas

Diputado Roberto Poblete Zapata


 Por La Tribuna

18-11-2016_18-58-58RobertoPoblete

Se discute actualmente un nuevo Código de Aguas para Chile. Una nueva legislación que debe dar cuenta del agua como un recurso público, escaso, y de importancia capital para toda manifestación de vida.

No podemos seguir tolerando la falta de abastecimiento que afecta a muchos chilenos y chilenas, debemos asumir el drama de la sequía que azota a muchos de nuestros agricultores y hemos sido testigos de verdaderas tragedias hídricas, producto de una torpe producción, mala distribución y un anquilosado aprovechamiento del recurso.

Hasta ahora, la concentración de los derechos de aprovechamiento está prácticamente consolidada y parece ser que no tenemos capacidad política ni jurídica de revertirla. Nuestro gobierno está empeñado en que esto cambie. No será un camino fácil, pues hay que hacer entender a algunos de los responsables de esta asimetría que presentan los derechos de agua, que esta es fruto de una sistema caníbal que permitió (y permite) el rastreo e inscripción de las aguas donde quiera que se encuentren, independiente de quién sea el dueño de los predios donde está el recurso.

Por eso, los nuevos desafíos que deberán enfrentar las nuevas políticas y la nueva legislación son responder y dar cuenta de la heterogeneidad de espacios que debemos abarcar en el sector rural y urbano, los distintos climas, distintos contextos, diferentes economías rurales y agrícolas, flujos y caudales cuya demanda es diversa, todo lo cual nos lleva a pensar que se debe encontrar un adecuado balance entre preservar y potenciar aquellos elementos que permiten su desarrollo y remover los obstáculos que impiden la expansión futura, pero también conservar aquellos que permiten la subsistencia de aquellos sectores más precarios.

En Biobío tenemos que potenciar la alianza público-privada, que en el mayor de los casos ha realizado las cosas bien, con un beneficio innegable para nuestra provincia. Tenemos las competencias legales y las autoridades que nos permiten avanzar en esta materia. No podemos flaquear a la hora de definir nuestras prioridades en materias de acceso al agua.

Como dijo nuestra presidenta, “Chile necesita mucho más que medidas paliativas. Debemos enfrentar conjuntamente esta tarea con sentido de futuro y con conciencia de la enorme responsabilidad que tenemos frente a futuras generaciones”. Y agregó: “hoy día estamos haciéndonos cargo de los problemas que Chile enfrenta y que, dado nuestro nivel de desarrollo, tenemos que asegurar que el agua, ese producto tan básico, esté garantizado”.

Chile debe realizar una reforma al sistema de derechos sobre el recurso hídrico, y es precisamente para allá hacia donde debemos transitar entre todos, sin egoísmos, y anteponiendo siempre la calidad de recurso esencial para la vida humana que posee el agua.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes