lee nuestro papel digital

Opinión

Prematuros, pequeños grandes luchadores

Pamela Garrido Riquelme, enfermera UPC Infantil, CAVRR Los Ángeles


 Por La Tribuna

18-11-2016_18-57-06PamelaGarrido

Este 17 de noviembre se conmemoró el Día Mundial del Niño Prematuro y la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” de Los Ángeles no estuvo  exenta de esta celebración tan especial, donde se rinde homenaje a estos  pequeños grandes luchadores.

Pese a los esfuerzos, no se ha conseguido disminuir la tasa de nacimientos prematuros. A nivel mundial, según cifras de la OMS, uno de cada 10 nacimientos es un prematuro, cerca de 15 millones en todo el mundo, siendo la principal causa de mortalidad  y morbilidad en la infancia, lo que conlleva grandes sacrificios y costos por parte de las familias y también de la sociedad, es por esto que desde hace algunos años se conmemora este día por medio de una campaña a nivel mundial que busca concientizar a nuestra población, ya que es un tema de salud grave, relativamente nuevo, que la mayoría desconoce, con el fin de prevenir los partos prematuros y conocer lo que significa ser y nacer de forma prematura.

Los avances en medicina y las nuevas tecnologías permiten que cada vez niños más pequeños logren sobrevivir. Es en esta etapa que el apoyo y trabajo multidisciplinario del equipo de salud se vuelve imprescindible, así como también el cariño y amor que sus padres les puedan entregar. Es en este tiempo que viven su mayor riesgo para salir adelante con las menores secuelas posibles.

La Unidad de Neonatología del Complejo Asistencial, que actualmente cumple 21 años, representa un gran logro para nuestra ciudad, que anteriormente debía trasladar a sus prematuros a otros hospitales, tomando en cuenta el costo emocional y económico que significaba para las familias.

El lema de este año, “Nacer temprano, vivir en grande”, demuestra la importancia de esta campaña, ya que parece imposible creer que estos seres que nacen tan pequeños e indefensos posean una capacidad tan grande para luchar por su vida, expuestos a situaciones para las cuales no están preparados, pudiendo estas ocasionarles un gran daño a su desarrollo.

Los padres de niños prematuros mejor que nadie conocen el valor de cada minuto y cada día, y la dura agonía e incertidumbre por la que transitan en este periodo… pero quién dice que estos pequeños luchadores no llegan de forma precoz a este mundo para entregar una lección de vida.

Ellos enseñan el valor de lo realmente importante, ya que desde mucho antes podemos observar la entereza que tienen por vivir diariamente y lo grandes que pueden llegar a ser; eso demuestra, a pesar de ser inmaduros en todo sentido, la gran sabiduría y convicción que ya poseen.

Existen dos formas de ver la vida: una es creer que no existen los milagros, la otra es creer que todo es un milagro. 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes