lee nuestro papel digital

Opinión

República y republicano

Alejandro Mege Valdebenito


 Por La Tribuna

24-10-2016_20-32-57alejandromege

 Existe una importante mayoría de personas que optaron por marginarse del proceso y que, al hacerlo, no respaldaron a quienes resultaron electos por lo que las acciones  deben orientarse a incorporarlos.

 

Domingo 23, día de elecciones municipales en medio de un ambiente en que rondaba la sombra y la amenaza cierta de una alta abstención ciudadana, apreciamos que las personas de mayor edad eran quienes acudieron  a cumplir con su deber cívico llevando, muchos de ellos, junto a  la suma de los años, el peso de una enfermedad o una discapacidad física que requería para movilizarse de bastones, de  sillas de ruedas o de manos solidarias, pero sostenido por la dignidad de  un espíritu inquebrantable de quienes se identifican con los valores republicanos propios del sistema político conocida como República, concebida ésta como el sistema político que se fundamenta y sostiene en el imperio de la ley establecida en la Carta fundamental a cuyos principios deben someterse en igualdad de condiciones tanto  gobernantes como gobernados, con independencia de las organizaciones y movimientos políticos, con la finalidad de evitar los abusos de quienes ostentan distintos grados de poder y que utilizan en propio beneficio, provocando el rechazo y frustración de la ciudadanía que aumenta en la misma medida en que los trasgresores de la ley y la fe pública no reciben las sanciones que se merecen.

Todas las irregularidades que rodearon el proceso eleccionario con miles de ciudadanos imposibilitados de ejercer su derecho a voto  en el lugar en que estaban inscritos, con acusaciones y descalificaciones de todo tipo y numerosos actos de corrupción, son algunos de los factores que socavan los cimientos de la República construidos por muchas generaciones con prevalencia de los valores que dignifican a la nación y a las personas que la constituyen.

El alto nivel de abstención y su efecto en los resultados obtenidos reflejan, junto a el desinterés y la apatía, especialmente de las generaciones más jóvenes, la necesidad de un profundo análisis y una seria reflexión sobre los problemas que afectan a la mayoría, especialmente por quienes lideran y orientan a la sociedad, asumiendo la condición del ser republicano aquel que actúa con apego y respeto por la ley sobre la que se sostiene apoyado en los valores propios de una República que establece, como condición para acceder y desempeñar cargos públicos, la idoneidad y la honestidad, asumiendo los políticos y los funcionarios del Estado la responsabilidad que significa desempeñar un cargo público.

El bajo involucramiento de la ciudadanía en las recientes elecciones municipales afecta no sólo a los perdedores, también es un desafío para quienes ganaron puesto que  existe una importante mayoría de personas que optaron por marginarse del proceso y que, al hacerlo, no respaldaron a quienes resultaron electos por lo que las acciones  deben orientarse a incorporarlos  a  una tarea de la construcción de un país de todos y de una sociedad mejor, más justa y solidaria.

Alejandro Mege Valdebenito


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes