suscríbete al boletín diario

Opinión

Una propuesta indecente

Abelardo Campillay Caro Lajino


 Por La Tribuna

21-10-2016_20-18-46abelardocampillay

 

Este comentario debiera ser post elecciones municipales, pero a veces hay que ser proactivo y adelantarse a los hechos como si ocurrieran en este instante. Es el siguiente ejercicio que pretendo hacer. Ya a esas alturas muchos ya estarán celebrando su obtención al sillón en el concejo sea como alcaldes o concejales, quizás a muchos les nublará la conciencia de ver tan jugosa recompensa (se viene un aumento en la dieta municipal para ellos) hasta el punto que ya no tendrán memoria de quienes los alzaron hasta el podio consistorial, y ahí es donde aquellos que fueron elegidos deberán hacerse un examen de conciencia y saber que gracias a quienes fueron a cumplir con su deber o derecho ciudadano en las urnas comunales están donde están.    Entonces, qué debe hacer el ciudadano común como usted o como yo, si tal vez se levantó muy temprano para ir a cumplir con esta tarea o aquel que se ofreció para defender voto a voto de aquel en quien usted cifró las esperanzas, pero que usted no sabe que su voto tiene un valor en pesos o sea lo que van a ganar estos señores es parte de su “donativo” que hicimos para que ellos puedan “vivir holgadamente” y sin “apreturas económicas” en sus cuatro años de gestión municipal.

He aquí donde nosotros debemos proponerles a ellos y que no se la van a llevar pelada y que, de manera transversal, desde aquel que vive en el rincón más alejado, hasta el ciudadano que vive en el centro, exigirles primero que hagan bien su pega, que no estén sujetos a presiones superiores de fuerzas sociales o económicas. Que cada miembro del concejo sea autónomo en lo que se refiere a su rol y que no ceda por prebendas o conveniencia que lo harán ser “uno más” sin libertad de conciencia y acción. Por último, sean consecuentes y conscientes de las necesidades reales de su comuna y hagan un esfuerzo sobrehumano.

En lo que se refiere a transparencia no muchos tenemos acceso a las redes sociales o algún medio informativo y se requiere saber y conocer qué hacen con nuestras contribuciones, publicando de forma abierta, en un lugar visible, los proyectos, obras, gastos, concesiones y  cuánto hay de las tareas que el concejo haga. No es mucho pedir, sólo una mísera limosna ciudadana.

En cuanto a los partidos políticos dejen que la tarea sea bien hecha y no ondeen banderas que nada aportan, pues ellos van a cumplir el rol que el pueblo les ha encomendado.

Abelardo Campillay Caro

Lajino

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes