suscríbete al boletín diario

Opinión

Desempleo femenino: una realidad incómoda

Víctor Pérez Varela Senador de la República


 Por La Tribuna

10-05-2016_20-06-09perezvarela-1

 

Una realidad incómoda sin duda, y que contrasta con las proyecciones que en 2012 fijaban como meta que el 60% de las mujeres estuvieran insertas en el mundo laboral al 2020, meta que al actual Gobierno parece no importar.

 

Hace sólo unos días  celebramos el Día de la Madre, momento oportuno  para abordar  la problemática que en materia laboral mantienen las mujeres, sobre todo si consideramos el creciente número de mujeres jefas de hogar en Chile, una realidad transversal que no conoce de barreras sociales, pero,  que sí sabe de sobremanera de las barreras que el mundo laboral impone a las mujeres al momento de que ellas quieran  ingresar a él, situación que se acrecienta si la mujer es madre o está en edad fértil, a lo que podemos sumar las faltas de oportunidades y las desigualdades en materia salarial, lo cual, ha llevado a que un 56% de las mujeres en nuestro país esté fuera del mercado laboral, esto según datos publicados por el propio Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Una realidad incomoda sin duda, y que contrasta con las proyecciones que en 2012 fijaban como meta que el 60% de las mujeres estuvieran insertas en el mundo laboral al 2020, meta que al actual Gobierno parece no importar,  y que más bien, y a la luz de los hechos, parecen haber relegado a la espera de medidas -que tardan cada día más en llegar- que permitan revertir la tendencia para incentivar la incorporación de la mujer al trabajo remunerado.  

 

Esta realidad, de la cual todos conocemos pero que pocos quieren mirar, quedó evidenciada hace unos días en un video denominado Radiografía del Desempleo Femenino desarrollado por la Fundación Avanza Chile, el cual muestra el creciente deterioro que han experimentado las oportunidades laborales para las mujeres entre el 2014 y  2016.  En él también  se muestra la relevancia que el trabajo de la mujer tiene en la sociedad y por sobre todo en el sustento familiar, dada la incidencia creciente de mujeres que son jefas de hogar en Chile.

Si miramos en retrospectiva desde el 2010 al 2014 en Chile se crearon más de 254 mil puestos de trabajo por año, situación que cambió diametralmente desde marzo del 2014, es así como la creación de empleos disminuyó a cerca de la mitad alcanzando apenas los 65 mil al año.

Es así como en la actualidad el 6,3% de la población no tiene trabajo, situación que se acrecienta aún más en el caso de las mujeres, dado que de esa cifra el 7,2% del desempleo recae en ellas, situación que muestra su peor cara en los sectores más vulnerables del país, ya que el 15% de las  familias que tiene una jefa de hogar, se encuentran bajo la línea de la pobreza.

Las cifras al respecto son contundentes,  ya que entre el 2010 y  2014 la creación de trabajos por año para mujeres llegó a los 144 mil, en tanto entre 2014 y 2016 sólo ha alcanzado los 11 mil. En tanto, respecto a nuevos empleos este sector entre 2014 y 2016 se generaron un 57% -versus- un 17% entre 2014 y 2016.

Ahora respecto a mujeres que ingresaron al mercado laboral por año, entre el 2010 y 2014 fueron 123 mil, en cambio en entre 2014 y 2016 el número sólo llega a 17 mil.

En virtud de las cifras, la desaceleración económica y las bajas expectativas de crecimiento, derivadas de las cuestionables decisiones abordadas por el actual Gobierno, han desincentivado la inversión, situación que lamentablemente redunda en el mercado laboral, particularmente en el femenino.

    

Sin duda, como país debemos retomar la senda del crecimiento y el progreso económico, para revertir el desempleo en general, pero particularmente,  la falta de oportunidades en el mundo laboral para las mujeres,  un tema que como país nos debe avergonzar, pero, por sobre todo debe ser un ámbito en el cual debemos trabajar día a día para cambiar, comenzando por  derribar la inequidad de género, la brecha salarial entre hombres y mujeres, además de consolidar un modelo que permita compatibilizar el trabajo con la maternidad, sólo así lograremos más y mejores oportunidades para consolidar un mejor Chile para todas y todos.

Víctor Pérez Varela

Senador de la República

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes