suscríbete al boletín diario

Opinión

Concordemos…

Mario Ríos Santander


 Por La Tribuna

03-05-2016_20-58-30MARIORIOS

 

Hacer bien lo que hay que hacer. Esa es la plataforma de cualquier análisis actual y futuro. Y para ello, nada más que hacer un profundo examen de quienes son los actores políticos que están y los que llegarán.

 

Sí, es necesario concordar para poner bien los pies sobre la tierra y volver a caminar nuevamente: Dimos un paso a lo peor. Si, para un país como Chile, que sentía en su prestigio, alguna reminiscencia inglesa, encontrarse hoy en la lista de países corruptos, es francamente intolerable. Y que en el listado se mencione a la Presidenta, peor aún. Y si a eso sumamos ahora una posible fortuna mal habida por parte del ex comandante en Jefe del Ejército, más grave. ¿Qué ocurre?. Para algunos será un buen motivo para alegar contra nuestro sistema libre económico. Otros, simplemente dirigirán sus dardos al sistema político de nuestros tiempos, independiente que sea de izquierda o derecha, eso ya no vale, es toda forma de política la que está concentrando el desprestigio. Entonces, debemos concordar lo que hay que hacer.

Hacer bien lo que hay que hacer. Esa es la plataforma de cualquier análisis actual y futuro. Y para ello, nada más que hacer un profundo examen de quienes son los actores políticos que están y los que llegarán. No hay otra alternativa. Darán, de hecho un examen de trasparencia en cada palabra que expresen, en cada compromiso que asuman o promesa de campaña. Hacer bien lo que hay que hacer. No hay otra alternativa y para ello, los elegidos deberán considerar revirar el actual escenario público porque el elector actual, inmensamente más empoderado, más culto y con mayor información, será, sin duda, un juez dispuesto a que se ejecute su sentencia.

Pero, ya lo digo, concordemos. Pongamos los pies sobre la tierra. Es nuestro país al que dedicaremos tiempo y cuidado. Son las platas de Chile las que deberán administrar con celo. Por eso, cuando la propia Contraloría y decena de informes sobre trasparencia ubica a los municipios como el punto más álgido de la corrupción, es impresentable que ningún alcalde o concejal actual salga a desmentir tal aseveración. El silencio termina otorgando veracidad a tal denuncia. ¿Qué hace la Asociación que reúne a los municipios de Chile?. Nada. Y los ciudadanos asumen que es verdad. ¿Habrá otro país serio en el mundo que guarden silencio los acusados de corrupción?. Ninguno.

Vuelvo a lo mismo, concordemos en el cuidado de nuestra voluntad manifestada en el acto electoral. Hay que recuperar a Chile. Sacarlo de las listas negras de la corrupción que comienzan a manifestarse en el mundo. Proteger nuestra institucionalidad. Tampoco suponer que todos son corruptos. Esto sería peor. Muchos hombres y mujeres que hoy levantan su nombre para los gobiernos comunales, saben que se exponen a críticas implacables, pero si lo hacen, es porque tendrán respuestas a las interrogantes que surgirán. Bien también por ellos.

Mario Ríos Santander

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes