sábado 14 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

La economía de don Patricio

Renato Segura Director Centro Estudios CERRegional.


 Por LESLIA JORQUERA

21-04-2016_21-24-54RenatoSegura

 

No tengo la menor duda que, con el acceso a la información que existe hoy en día, el fruto de la siembra económica del gobierno de Don Patricio nos hubiese conducido más temprano que tarde al desarrollo económico, evitando, con ello, tener que experimentar los estériles esfuerzos por cerrar brechas en materia de desigualdad social.

 

El viernes 21 de mayo de 1993 fue el último mensaje presidencial, ante el Congreso Pleno, del entonces Presidente de la República, don Patricio Aylwin Azócar. En su alocución al país, de poco más de 3 horas, dio cuenta del estado administrativo y político de la Nación. El discurso íntegro está publicado en el Archivo Histórico de la Cámara de Diputados y, respecto del cual, resaltaré los hechos más relevantes, de su gestión de gobierno, en materia económica.

Basado en el principio de “crecimiento con equidad”, se acometieron tareas relevantes para el devenir de la economía, tales como: el control de la inflación, la intervención del mercado cambiario para frenar la devaluación del peso, el aumento de la inversión pública y privada en capital fijo, el aumento del ahorro público y el aumento de la productividad del trabajo. Los resultados fueron notables: en el último año, previo a su mensaje, “el Producto Geográfico Bruto creció 10,4%, y las exportaciones en 12,3% real”. La mesa había quedado servida para la vigorosa expansión del producto y la notable disminución de la pobreza que Chile registró en la década de 1990.

“Una economía abierta y con transparencia en el funcionamiento de sus mercados es el marco adecuado para el despliegue de la creatividad de las empresas privadas, principal motor del crecimiento económico. Sin embargo, le corresponde al Estado asumir un rol activo en el fomento de la modernización productiva”, fue el párrafo elegido para establecer su pensamiento económico. Después de transcurrido más de 20 años de su asertiva visión, se ha revelado que la asimetría de información que imperaba en el funcionamiento de los mercados, había favorecido la concentración de la riqueza y la desigualdad social. Bajo este escenario, las acciones acometidas para fomentar la modernización productiva, beneficiaron principalmente a pequeños grupos de interés, quienes supieron mimetizarse en democracia para pasar inadvertidos en su lento pero efectivo proceso de acumulación de riqueza e influencia.

No tengo la menor duda que, con el acceso a la información que existe hoy en día, el fruto de la siembra económica del gobierno de don Patricio nos hubiese conducido más temprano que tarde al desarrollo económico, evitando, con ello, tener que experimentar los estériles esfuerzos por cerrar brechas en materia de desigualdad social. En este sentido, mantenemos una deuda con el legado que nos dejó uno de los grandes estadistas que registra la historia de nuestro país.

Renato Segura

Director Centro

Estudios CERRegional.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes