suscríbete al boletín diario

Opinión

Neo sindicalismo

Renato Segura Director Centro de Estudios CERRegional


 Por La Tribuna

14-04-2016_21-29-51RenatoSegura

El rol del Sindicato es fundamental en el sistema actual. Es por ello que, en una sociedad donde el pragmatismo domina al sectarismo, se hace necesario acometer sin temor ni reserva la tarea de fortalecer la institucionalidad sindical.

 

La actividad sindical en Chile se remonta a principios del siglo XX. A mediados de la década de 1910, en un ambiente dominado por los efectos sociales de la crisis del salitre y los consiguientes problemas económicos que enfrentaba el país, se creó la Federación Obrera de Chile cuyo accionar respondía a la visión de sociedad del Partido Obrero Socialista, el cual derivó posteriormente en el Partido Comunista. Las movilizaciones sociales que se manifestaron con fuerza a partir de 1920, condujeron al gobierno a la promulgación de las leyes sociales y el Código del Trabajo. Dicha acción, sin embargo, cayó en terreno infértil en grupos influyentes de trabajadores que habían abrazado un modelo de sociedad anticapitalista (Fuente: Memoria Chilena).

La impronta del sindicalismo chileno había quedado sellada para siempre y su estructura de liderazgo quedó marcada por un sesgo político que perdura hasta nuestros días.

La reforma laboral hizo resurgir el fantasma de la utilización política del movimiento social generado por las demandas sindicales. Pero, ¿cuál es el rol del Sindicato en el actual modelo de globalización económica?

Para intentar responder la pregunta, primero un par de precisiones: (i) La empresa es la unidad básica de la sociedad; de su capacidad para cumplir con su ciclo natural de vida, se perfecciona los resultados de las decisiones interdependientes que se origina de la relación entre empleadores y empleados. (ii) La asimetría de información en el mercado del trabajo, genera pérdida irrecuperable de eficiencia; en dicho mercado la empresa maneja más información que el trabajador, siendo este último quien se ve expuesto, en mayor medida, a los efectos negativos que origina la pérdida de eficiencia.

Bajo el esquema precedente y la necesidad de avanzar en la eficiencia y equidad social, el rol del Sindicato es fundamental en el sistema actual. Es por ello que, en una sociedad donde el pragmatismo domina al sectarismo, se hace necesario acometer sin temor ni reserva la tarea de fortalecer la institucionalidad sindical. De esta forma, el Sindicato estará mejor preparado para cumplir en forma efectiva su rol en servir de eslabonamiento para aumentar la eficiencia del mercado laboral. En este sentido, en ausencia de prejuicios, el legislador debe perseverar en la búsqueda de mecanismos que permitan fortalecer su actividad, mediante lo cual, se estará contribuyendo en avanzar hacia el desarrollo económico y social del país.

Renato Segura

Director Centro de Estudios CERRegional

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes