suscríbete al boletín diario

Opinión

El juego de los niños y niñas: Motor de aprendizajes

Andrea Saldaña León Directora Regional Junji Biobío


 Por La Tribuna

13-04-2016_21-11-39AndreaSaldañaJunji

 

Promover la creatividad desde la educación parvularia es clave para formar personas independientes en su forma de pensar.

 

¿Cuántas veces nos hemos sorprendido al ver cómo un niño o niña disfruta jugando con agua, con barro o  afanado con la caja de cartón de algún juguete nuevo que dejó tirado a medio camino y siguió jugando, pero con la caja? o  cuántas veces nos hemos enfrentado a sus insistentes preguntas sobre el porqué de las cosas, especialmente en esos momentos en que cuestionan nuestras creencias y nos obligan a enfrentarnos a interrogantes que no habíamos pensado. Los niños y niñas son espontáneos,  usan su creatividad, no tienen miedo a equivocarse.

Y ante tales acontecimientos, ¿cómo estamos reaccionando?. Podemos sorprendernos, sonreír, admirarnos pero jamás eliminar o evitar  esa capacidad de asombro que hay en ellos.  

Es el juego, la forma natural de aprendizaje de los niños y las niñas. Por ello y mucho más es la importancia de asistir al Jardín Infantil porque es el lugar donde se releva el juego, la imaginación, la creatividad como el vehículo que promueve y potencia los aprendizajes significativos y de calidad para su vida. Tenemos que aprovechar, esta etapa crucial, que es la más importante y la que va a repercutir en su futuro. Quizás, muchos han visto a la educación parvularia como educación preescolar, con todo lo que ello implica: niños sentados en sillas, aprendiendo letras y números a una edad en que sólo quieren jugar y descubrir el mundo con sus ojos y sus manos. Tenemos que hablar de educación parvularia porque asistir al Jardín Infantil, no significa la  escolarización temprana.

Y ahí la importancia de este nivel educativo, cuya forma de aprendizaje es completamente distinta porque está pensada para la primera infancia. Son las educadoras de párvulos y técnicos en educación parvularia, las que cada día están sembrando la  felicidad, el juego, el arte, la creatividad, la imaginación, el amor, el respeto, la tolerancia e inclusividad y de eso se dan cuenta las familias.

En el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, estamos relevando en su rol lúdico y creativo a las Educadoras de Párvulos y las Técnicas en Educación Parvularia, recuperando y revitalizando los principios de la educación parvularia para encantar a los más pequeños y potenciar su inteligencia desde la educación inicial, porque entre más estímulos tenga un niño y niña,  más posibilidades y sensibilidad va a tener para observar la realidad, la naturaleza y el mundo que los rodea y será más flexible al ser adulto, más feliz.

Está comprobado, que promover la creatividad desde la educación parvularia es clave para formar personas independientes en su forma de pensar, que puedan asimilar las distintas situaciones que viven, generar ideas y soluciones originales a sus problemas y puedan crear nuevas realidades y hacer frente a los retos que les presente la vida.

Por tal razón, este cambio histórico de dar prioridad a la primera infancia en la calidad educativa desde el comienzo. Todo en el marco del fortalecimiento de la educación pública, gratuita y de calidad, que posiciona a la Junji como el modelo de referencia de la educación inicial, que promueve la implementación de espacios y ambientes educativos enriquecidos, en el juego, para la adquisición de aprendizajes.

Es hora de atreverse a imaginar, jugar y crear junto a sus hijos e hijas. Puede comenzar a desarrollar nuevas experiencias y lo más importante con una actitud siempre abierta hacia lo lúdico de los niños y niñas. Junto a ellos, podemos enriquecer nuestra vida y nunca dejar de sorprendernos.

Andrea Saldaña León

Directora Regional

Junji Biobío

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes