suscríbete al boletín diario

Opinión

El rol del Estado en el deporte


 Por La Tribuna

10-04-2016_23-38-29sports1

Muchas veces vemos cómo padres buscan por cielo, mar y tierra la mejor fórmula para poder costear el deporte de sus hijos. Ya no estamos hablando de los procesos de formación, sino que de atletas que están prácticamente bordeando la línea del alto rendimiento, pero que no tienen los recursos económicos para dar el gran salto.

La desesperación de los padres, contrasta con la pasividad de las autoridades que, muchas veces llevados por el gusto político, y las opciones electorales que se presentan por el cargo, descuidan lo esencial de su trabajo: la búsqueda de mejores oportunidades para todos.

Las autoridades podrán decir que existe el Centro de Entrenamiento Regional, pero la lógica indica que no todos los deportistas pueden ingresar, hablemos del caso particular que viven algunos canoístas en Laja.

Hay tantos padres, e incluso madres, que recorren todos los lugares posibles, golpeando puertas, para solo recibir ayudas pequeñas. Es cierto, vivimos en un país lleno de necesidades y de recursos escasos, pero es necesario aprender a focalizar.
No es posible que la postulación a recursos municipales (ninguna en especial) sean con un monto igual para todas, ya que no todos los postulantes tienen las mismas necesidades. Un deportista de alto rendimiento, con $300.000 pesos, por más de agradecer el aporte, no es mucho lo que puede hacer con ellos, pero no vamos a culpar a los municipios de aquello, sino que al Estado.
El Estado, el gobierno de turno, es el responsable de organizar la entrega de recursos, para quienes más lo necesiten, para quienes más lo requieran con urgencia.

Hay que separar dos gastos en deporte: los dineros que van a la formación, y los recursos que se destinan para la participación activa en la alta competencia.

En el primero de los casos, no es un gasto eficiente, para qué hablar del segundo punto. Aquí sólo nos podemos sacar los sombreros por el enorme esfuerzo que hacen miles de familias, pero hay que dar un apretón a quienes deben cumplir el rol de hacer bien el trabajo: las autoridades.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes