lunes 09 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Ataques incendiarios y el silencio del Ministerio Público

Víctor Pérez Varela Senador de la República


 Por LESLIA JORQUERA

17-11-2015_21-22-08perezvarela

En este sentido, la interrogante que inmediatamente surge es qué pasa con el papel del Ministerio Público, y por qué hasta el momento no se conocen de éxitos en las pesquisas ni en las investigaciones. 

 Este fin de semana lamentablemente conocimos de un nuevo atentado ocurrido en esta ocasión en el límite de las comunas de Quilaco y Santa Bárbara, en el cual, un grupo de antisociales quemaron lugares de trabajo, lo cual, dejó como saldo infraestructura administrativa y camionetas completamente destruidas por el ataque incendiario. Este hecho atribuido a causas indígenas, debido a los lienzos encontrados en el lugar, no hace más que sembrar el pánico en la ciudadanía, además, de obstaculizar las aspiraciones, anhelos y reivindicaciones, legítimas por lo demás, de comunidades que en su gran mayoría esperan encontrar solución a sus requerimientos, a través, de un proceso de paz y de diálogo que nada tienen que ver con los hechos acontecidos.

En virtud de ello, es  muy importante conocer qué se está haciendo para enfrentar estos grupos violentitas minoritarios, los cuales, en ocasiones anteriores también han quemado y destruido maquinarias e infraestructura en zonas aledañas. En este sentido la interrogante que inmediatamente surge es qué pasa con el papel del Ministerio Público, y por qué hasta el momento no se conocen de éxitos en  las pesquisas  ni en las investigaciones. 

En este sentido, la institución hasta el momento ha guardado un silencio absoluto  frente a estas materias, a pesar, de que en Chile el organismo que tiene el monopolio  en las investigaciones criminales es el Ministerio Público, es por ello, y en virtud de los últimos hechos acontecidos,  llegó el momento de que esta entidad rinda cuentas  y  dé a conocer cuáles son los éxitos y los fracasos de estas investigaciones; cuáles son los obstáculos  -si es que existen- en las indagaciones; cómo se coordina con las policías y cuáles son las instrucciones que le entrega a ellas;  y por último qué es lo que está haciendo para detectar, identificar y detener a los violentistas. 

Hasta ahora hay un absoluto desconocimiento por parte de la ciudadanía sobre lo que se está realizando en esta materia, lo cual, es especialmente preocupante y genera dudas sobre la institucionalidad y sobre cómo un sistema democrático puede enfrentar  estos hechos y a los grupos violentistas que los ejecutan.

Es por ello que el Ministerio Público debe exponer ante la ciudadanía y ante las distintas autoridades lo que está haciendo, cómo lo hace y los avances que ha tenido.  Porque independiente de que algunas de las indagaciones e investigaciones deban revestir el carácter de reservado y secreto para  no entorpecer el proceso, no se logra entender porque continúan ocurriendo estos hechos de violencia y porque aún no hay ni detenidos ni menos personas sancionadas.

La violencia es un tema que debemos enfrentar de manera contundente y efectiva, esto  con el claro objetivo de dar tranquilidad a la ciudadanía en general, pero particularmente a todas esas comunidades que se han visto afectadas por este tipo de hechos. Por lo mismo,  un paso acertado en esta senda es que el Ministerio Público transparente su actuar en este ámbito, que dé a conocer sus acciones, y si por algún motivo tiene obstáculos que no puede sortear  los diga para ver cómo se superan ya sea por medio de  decisiones políticas, legislativas o administrativas, pero el silencio y el oscurantismo que hay sobre este ámbito no se condice con  una sociedad democrática, sino más bien, lo que hace es agravar el clima  de incertidumbre e inseguridad que las comunidades están viviendo por esta suerte de impunidad de aquellos que realizan actos violentistas.

Víctor Pérez Varela

Senador de la República

 

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes