suscríbete al boletín diario

Opinión

Salas para declaración de menores

Julio Contardo Escobar Fiscal Regional del Bío Bío


 Por La Tribuna

03-08-2015_21-41-15Julio-Contardo

 

En esta perspectiva, aplaudimos la iniciativa del Poder Judicial en orden a implementar salas especiales para que niños, niñas y adolescentes, víctimas o testigos de delitos, puedan declarar en los tribunales orales en lo penal, en circunstancias más adecuadas a su condición.

 

El actual sistema procesal penal ha concretado avances en el resguardo de las garantías de los intervinientes, sin embargo, no debemos desconocer que la intervención en el proceso implica, generalmente, una serie de actuaciones que reviven el dolor experimentado por las víctimas a raíz del delito. Esta circunstancia, que conceptualmente conocemos como victimización secundaria, genera un impacto más gravoso en aquellas personas más vulnerables, entre las que se encuentran las niñas, niños y adolescentes que deben declarar en un juicio.

Las niñas, niños y adolescentes son sujetos de derecho y de protección. Así lo ha enfatizado el Estado de Chile al suscribir, en 1990, la Convención Internacional sobre Derechos del Niño, la que nos impone como sociedad, el deber de velar por el respeto de sus derechos en todas las etapas de su desarrollo. Consecuentes con esta obligación, la Fiscalía de Chile ha implementado un modelo de protección especialmente dirigido a niñas, niños y adolescentes, atendida su vulnerabilidad y especiales necesidades por tratarse de personas en formación.

En esta perspectiva, aplaudimos la iniciativa del Poder Judicial en orden a implementar salas especiales para que niños, niñas y adolescentes, víctimas o testigos de delitos, puedan declarar en los tribunales orales en lo penal, en circunstancias más adecuadas a su condición. 

Contar con un espacio físico más acogedor; ser entrevistado por un solo juez especialmente capacitado al efecto; no tener que enfrentarse a un estrado, a una multiplicidad de personas, y en especial al imputado, sin duda constituyen un auspicioso avance en el cumplimiento del deber que tenemos de proteger y de evitar la victimización secundaria de los niños que participan en el proceso penal.

Esperamos que en un futuro cercano pueda concretarse la iniciativa legal que permita que los niños intervengan en el mínimo de actuaciones judiciales, y con una protección más integral. Pero en el intertanto, todos quienes formamos parte del Estado de Chile, y especialmente quienes tenemos un rol principal en el proceso penal, debemos extremar nuestros esfuerzos para cuidar y proteger a las niñas, niños y adolescentes que han sido víctimas o testigos de delitos.

Julio Contardo Escobar

Fiscal Regional del Bío Bío

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes