domingo 25 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Educación, una discusión abierta

Roberto Poblete Zapata Diputado de la República


 Por LESLIA JORQUERA

30-07-2015_21-59-38poblete-2

 

Representar, legislar y fiscalizar como siempre, pero con mayor ahínco y acotando nuestros propósitos a hacer de esta crisis la oportunidad de cambio educacional que el Chile de hoy reclama como urgente.

 

El tema de la educación será quizá la bisagra que dividirá en un antes y un después el Gobierno de nuestra Presidenta, y será el telón de fondo en el que se manifestarán muchas de las discusiones pendientes que tiene este país en el tema de la igualdad y la profundización de la democracia. No hay país posible ni imaginable sin una educación de calidad.

Pero, qué debemos entender por educación de calidad y qué es verdaderamente lo que produce calidad y equidad en la educación para todos, es algo sobre lo cual no terminamos de discutir. Porque si bien hemos hecho grandes reformas en materia educacional en los últimos años, sobre todo en materia de subvenciones normales y preferenciales, en infraestructura, en una ley de acreditación para las instituciones de educación superior, y muchas otras cosas, ciertamente éstas forman ya parte del pasado, y la discusión sobre el rol del Estado en la educación hoy está igual que hace 80 años: en la calles, en las plazas, en las esquinas de los colegios y universidades públicas, es decir, situada en medio de la voz pública, como una demanda ciudadana que no cesa a pesar de los años que han pasado desde el logro de la instrucción secundaria obligatoria, de las universidades públicas financiadas en parte con aportes del Estado y un largo etcétera.

Faltan ideas, sí. Faltan políticas fieles a la ciudadanía, falta el Estado en lo público, faltan buenos colegios para los más vulnerables, y sin embargo sobran recursos, sobran expertos y maneras de explicar y solucionar. Esto no puede prolongarse mucho más allá, este estado de las cosas reclama una atención y dedicación urgente.

Queremos y necesitamos más, ya que hay algo que sigue faltando. Y eso que sigue faltando es precisamente la mayor participación del Estado en la educación, sigue faltando justamente la incidencia de lo público en el acceso a una buena educación en todos sus niveles. Y eso, se construye con políticas serias y sustentables en el tiempo, pero también con la participación de los directos involucrados: los profesores.

Aprobar la idea de legislar el proyecto de Carrera Docente nos permite avanzar en esta reforma, nos permite continuar con su discusión y reafirmar en la Comisión de Educación todas las demandas que los profesores avanzaron en las negociaciones y socializar los alcances reales de este proyecto.

Aún falta la discusión en particular del proyecto y es allí donde lucharemos porque contenga una política de incentivo al retiro permanente, porque el debate sobre agobio laboral esté incluido el proyecto de desmunicipalización, y por cierto el terminar con la forma de contrato de los profesores que tienen 30 horas de titular y 10 horas de contrata y sus actuales las consecuencias.

El proyecto de Carrera Docente como está planteado es un buen proyecto, así lo han reconocido parlamentarios de distintas tendencias. Lo que haya que arreglar, se arreglará en el Parlamento escuchando a nuestros profesores, de donde no saldrá sin que estén conformes. Para ello hemos venido trabajando en Bío Bío, para ello nos hemos reunido y escuchado sus inquietudes y planteamientos, con el Colegio de Profesores, con la dirigencia de las bases movilizadas, para aportar a su mejoramiento. Con ellos continuaremos trabajando hasta lograr un proyecto que sea beneficioso para los profesores y estudiantes de nuestro país.

Roberto Poblete Zapata

Diputado de la República


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes