suscríbete al boletín diario

Opinión

Preparándonos para enfrentar el invierno

Luis Barceló Amado, Gobernador de la provincia de Bío Bío


 Por La Tribuna

Barceló-Amado

El Plan Invierno, ejecutado por el Gobierno desde principios de marzo, consiste en la aplicación de una serie de instrumentos y metodologías que tienen como objetivo ayudar a la gestión local, a través de la identificación de puntos críticos para reducir el impacto por amenazas de origen hidrometeorológico durante los meses de invierno. La identificación de puntos críticos está dada por la determinación de niveles de riesgo a partir de la amenaza percibida, vulnerabilidad, recurrencia e impacto, conforme al daño a las personas, viviendas, infraestructura y servicios. Los distintos niveles de riesgo permiten establecer una priorización para definir acciones de mitigación y preparación, para enfrentar la temporada invernal y las posibles emergencias generadas a partir de los fenómenos hidrometeorológicos. A partir de la implementación del Plan Invierno del año 2014, se realizó una revisión de los instrumentos que permitió introducir importantes mejoras para su aplicación durante el presente año.

Nuestra región es la segunda zona del país que presenta más puntos críticos, con 582 lo que representa un 15,12 % del total, inmediatamente después de la Región Metropolitana. En ambos casos, puede estar asociado al mayor número de comunas que comprenden su territorio. Por otra parte, los anegamientos y los desbordes de cursos de agua siguen siendo las amenazas más recurrentes respecto al total de puntos críticos detectados a nivel nacional. Las obras de mitigación que se están realizando en el país, se concentran en la limpieza de lechos, ríos, esteros y canales, como también en el mejoramiento de desagües y evacuación de aguas lluvias.

Desde hace varios meses hemos venido trabajando a nivel provincial con los municipios, revisando aquellos puntos que podrían presentar problemas ante una situación de intensas precipitaciones, tal como está pronosticado que ocurra este año. Aquí la labor de preparación de cada equipo comunal es de vital importancia para detectar los puntos críticos de alto riesgo, porque permite priorizar las acciones y medidas de prevención, mitigación y preparación que deban realizar los niveles provinciales, regionales o sectoriales.

Sin embargo, sabemos que siempre se pueden fortalecer las medidas de preparación de las comunas para efecto de poder enfrentar una real emergencia. Entre otros, aspectos como la protección civil, los planes de sensibilización comunitarias respecto al Plan Invierno 2015, la actualización de albergues, el stock de emergencia con que cuentan, la actualización de los protocolos de comunicación y si disponen de un Plan de Emergencia Comunal actualizado, marcarán la diferencia en cuanto a la capacidad e inmediatez de respuesta ante situaciones complejas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes