suscríbete al boletín diario

Opinión

Universidades estatales en regiones

Roberto Poblete Zapata Honorable Diputado de la República


 Por La Tribuna

poblete-2

Universidades estatales en regiones

Hace unos días hemos votado en la Cámara de Diputados el proyecto de ley que crea la Universidad Estatal de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins y la Universidad Estatal de la región de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo.

Este es un proyecto de gran importancia para el desarrollo de Chile en general, y de esas regiones en específico. Un proyecto que tiene la impronta del Chile descentralizado que nos gusta, que la Presidenta Bachelet ha querido dar a su programa de gobierno y del cual dependen las esperanzas de decenas de ciudades y comunidades organizadas que esperan un nuevo trato no sólo respecto de Santiago, sino que también respecto de las capitales regionales. Y qué más importante, y qué señal más potente puede darse que la instauración de dos Universidades Estatales en las regiones donde aún la educación superior pública no había llegado. Nos referimos a la región sexta y a la undécima.

Es de tal importancia este proyecto, que creemos que debemos impulsarlo de forma férrea y porfiada. Y ojalá este impulso se mantenga en el tiempo y abarque otras zonas que hasta hoy no han tenido suficiente cobertura de la educación superior pública, pues aun cuando hay universidades estatales en las regiones, éstas casi siempre están en las capitales regionales (el injusto centralismo de Santiago se replica en la región).

Enfrentamos el año con un listado de tareas pendientes en materia educacional realmente enorme, y que deberá cumplirse contra viento y marea. Me refiero a temas tan fundamentales como una nueva ley sobre la actividad docente, la agenda en los temas de desmunicipalización, y la gratuidad en la educación superior. Sin duda esto será sencillamente lo más importante que habrá pasado en los últimos 50 años en materia de educación en nuestro país, y dentro de todo este magno proyecto, pensamos que la instalación de universidades públicas en regiones es un buen signo, el signo de la refundación que nuestro Chile necesita, donde se valore la provincia como entidad constitutiva de historia e identidad compartida.

El modelo chileno actual de educación superior, basado en la desregulación, en la libertad de enseñanza con lucro y ganancias ilegítimas, ha empezado a sucumbir, a ser avasallado por la realidad. Los estudiantes, sus familias y la sociedad en su conjunto han dicho que no lo quieren más y que debemos iniciar una nueva etapa. Anhelo que esta sea una etapa donde podamos elegir nuestras propias autoridades regionales, donde podamos tomar nuestras propias decisiones y administrar nuestros propios recursos.

De aquí que la creación de universidades estatales en regiones, es parte de las soluciones más urgentes que debemos comenzar a implementar para allegar el verdadero progreso, el desarrollo, la implementación de instancias territoriales que permitan la fundación de comunidades dedicadas a la creación de conocimiento y pensamiento crítico.

Nada importante ocurrirá en materia académica si el Estado de Chile no toma en sus brazos la educación de sus hijos, que a fin de cuentas, es su propio porvenir.

Nosotros, estamos comprometidos todos los días en el trabajo por levantar el tema regional y en particular de nuestra Provincia de Bío Bío, más que nunca apoyamos cualquier iniciativa de la Presidenta Bachelet por descentralizar y creemos que para ello la educación es piedra angular, estamos seguros que el crecimiento de nuestro país pasa por asumir nuestra independencia del poder central, como signo de nuestra identidad y en ese empeño es fundamental que la educación sea un derecho tangible y a la mano de todos. No renunciaremos a ello ni por un segundo, pues como ya lo he hemos dicho antes, seguimos siendo parte del sueño y las pretensiones de miles de estudiantes de la FECH durante sus más de 100 años, seguimos formando parte del sueño de una universidad libre, gratuita, territorial e inclusiva, y que apoye la meritocracia por sobre todas las cosas.

La educación gratuita y de calidad, pero además pública y en tu comarca, es un imperativo ético y político que debemos impulsar para cumplir con la ciudadanía. Y hoy, la creación de dos universidades estatales, siguiendo el sueño del proyecto fundacional de la Universidad de Chile de llegar a todos los rincones de nuestro largo país, de nuevo cobra vigor. Lo que fue destruido por aquellos que no querían una patria que eduque, hoy paso a paso, se recompone.

Por esto, saludamos y apoyamos de corazón este proyecto.

Roberto Poblete Zapata

Honorable Diputado de la República

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes