suscríbete al boletín diario

Opinión

Derecho a la seguridad

Damaris Hernández, Directora Regional (Pt) del Sernac


 Por La Tribuna

damaris

Si bien el riesgo de un accidente siempre está presente, en el caso del consumo, la Ley establece que las empresas están obligadas a ser profesionales y tomar todas las medidas para garantizar que las compras sean seguras.

Si bien los consumidores no deben exponerse al riesgo, las empresas deben responder por las condiciones de seguridad tanto de los productos, como de los locales de venta que están bajo su responsabilidad, de manera que no se cause daño a quienes compren o contraten sus bienes o servicios. Esto aplica también para los centros comerciales.

Por ejemplo, los locales deben contar con pisos antideslizantes; las instalaciones no deben representar riesgos para quienes circulan; tienen que existir salidas de emergencia; los productos deben estén fijos y que no caigan sobre los consumidores; en el caso de las escaleras mecánicas, deben estar en buen estado.  

Si un consumidor sufre un accidente dentro de un local comercial, es recomendable que ponga constancia en Carabineros, pues esto le servirá como prueba de que los hechos ocurrieron en caso de un eventual juicio si la empresa no responde.

Asimismo, ha y que recordar que Carabineros tiene la facultad para denunciar estos hechos al tribunal competente, en cuyo caso, el consumidor deberá ratificar la denuncia cuando sea citado.

En caso de sufrir un accidente en un local comercial, es recomendable que el consumidor se comunique con el jefe de local para que le indique cómo la empresa responderá por su responsabilidad y pídale su identificación completa para registrar esos antecedentes en caso de que más tarde sean necesarios.

Es importante guardar los diagnósticos médicos en caso de lesiones y todos los antecedentes que puedan servir para acreditar el daño en el tribunal.

Recuerde que los consumidores pueden exigir las sanciones e indemnizaciones por los daños que el incumplimiento de la empresa les causó en un Juzgado de Policía Local sin necesidad de abogado.

El derecho a la seguridad también aplica a los bienes del consumidor. Por ejemplo, en el caso de los estacionamientos, ya sean pagados o gratuitos, las empresas deben responder por el resguardo de los vehículos y no pueden desentenderse de su responsabilidad con carteles que digan “no se responde por robos o daños”.

La Ley también protege al consumidor respecto a la seguridad de los productos. Esto es, las empresas tienen la obligación de tomar todas las medidas para que sus productos no pongan en riesgo  la salud o seguridad de los consumidores.

Cuando una empresa detecta algún problema o eventuales peligros después de haber puesto sus productos en el mercado, tiene la obligación de informar inmediatamente a las autoridades competentes; advertir a los consumidores y, si corresponde, tomar todas las medidas para su retiro del mercado.

Las empresas tienen el desafío de incorporar cada vez mayores medidas de seguridad tanto en sus productos como en sus locales, así como también es deber del consumidor no exponerse innecesariamente a los riesgos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes