lunes 09 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Yo quiero decidir

Debemos avanzar hacia una educación sexual abierta y amable, donde los jóvenes puedan encontrar las respuestas que desean y en donde nadie sea discriminado.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

Director-injuv

Muchas veces hemos escuchado a nuestros abuelos decir “en mis tiempos los chicos se quedaban callados cuando los adultos hablaban”. Estos tiempos quedaron atrás, hoy los jóvenes y adolescentes no quieren callar más, quieren opinar y ser escuchados.

Hace unos días, conocimos la voz de ellos en el último sondeo Injuv sobre Derechos Reproductivos, donde un 87% de los más de mil encuestados apoya el aborto terapéutico en al menos un caso, un 60%  dependiendo de las circunstancias y un 27% sin restricción alguna. Mientras que sólo un 12% lo calificó como una práctica inaceptable.

Hoy los jóvenes le están pidiendo al Estado y a la sociedad que debatamos de forma madura y abierta, sabemos que nadie quisiera interrumpir una vida, pero hay situaciones en las cuales se debe tomar una decisión.

Los jóvenes quieren tener el derecho a decidir  y también quieren proteger la vida, pero en el sentido más amplio de la vida humana, y no mantener un embarazo a toda costa, cuando sabemos que estamos poniendo en riesgo a la madre o que el feto no podrá vivir. Debemos  procurar la dignidad de las personas, eso también es protección a la vida.

Este sondeo también demostró las graves falencias que tenemos en cuanto a educación sexual, un 36% la califica como regular y un 34% muy mala o mala.

Al momento de buscar información sobre sexualidad o responder alguna duda un 42% recurre primero a sus padres, mientras un 38% prefiere buscarlo por sí solo en internet.  Sólo un 8% pide ayuda algún profesor o miembro del establecimiento donde estudia.

Los jóvenes hacen gran parte de su vida en torno al internet, por lo que no es de extrañar que cuando tengan dudas sobre sexualidad recurran a la web, que les entrega mayor privacidad, pero también se corren riesgos de encontrar información errada.

Debemos avanzar hacia una educación sexual abierta y amable, donde los jóvenes puedan encontrar las respuestas que desean y en donde nadie sea discriminado.

El apoyo al aborto terapéutico nos muestra que los jóvenes quieren opinar, quieren decidir y para eso debemos tener jóvenes informados. No queremos continuar con un Estado y una sociedad que sólo impone sus reglas, es momento que todos nos escuchemos.

 

Nicolás Preuss Herrera

Director Nacional Injuv

@NicoPreuss

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes