martes 10 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Año escolar


 Por Cristian Delgadillo Rosales

Dra.-Marta-Caro-Andía

En el mes de marzo se inicia el año escolar y con ello nuestros niños y niñas, comienzan su camino hacia el conocimiento a través del proceso educativo. Habitualmente los padres y madres desde la segunda quincena de febrero emprenden la desesperada búsqueda del uniforme y de los útiles escolares, con el fin de que sus hijos se encuentren completamente preparados para abordar el periodo lectivo.

A esta preparación debiéramos sumar otra, específicamente en el ámbito de la salud, considerando que los estudiantes permanecerán más de 10 meses en recintos escolares en los que compartirán con muchos otros menores, y en los cuales siempre existirá la posibilidad de sufrir un problema de salud.

En primer lugar es necesario abordar un tema que es fundamental y que tiene que ver con el entorno familiar, esto implica que los niños retomen las rutinas del año escolar, es decir, que  vuelvan a los horarios habituales, retomen los hábitos de lectura, entre otras actividades; todo esto para evitar que el ingreso al colegio sea algo brusco y genere un estrés innecesario.

En el caso de los más pequeñitos, de entre6 a 23 meses de edad, y que ingresen a los jardines infantiles, es clave que tengan sus vacunas al día, en especial la que los protege de la influenza, ya que ésta previene las graves consecuencias que puede tener para la salud de un menor adquirir este virus respiratorio.

En el caso de que los estudiantes almuercen en el colegio, se debe supervisar que los alimentos estén bien manipulados y si el menor lleva la comida desde la casa, deben ser adultos responsables del recinto quienes calienten las comidas con el fin de evitar accidentes. En este sentido los apoderados deben exigir a los establecimientos que cumplan con los más altos estándares de seguridad y calidad para sus hijos.

Fundamental es educar a los niños -desde el hogar- para que se laven las manos después de ir al baño, porque esto tendrá un efecto muy positivo sobre su salud y la de su entorno. Otro aspecto importante, en que los padres deben estar atentos, es en la prevención de accidentes escolares; acá nuevamente la educación es la clave, pero también la coordinación con el colegio. Los docentes deben tener a mano los teléfonos de los padres o de una persona a quien se le pueda avisar en caso de suceder algún suceso de este tipo. Además de todo esto, es muy útil conocer los alcances del seguro escolar con el fin de poder utilizarlo correctamente.

Pero no solo de los niños debemos preocuparnos, la salud mental de los padres también es un tema importante. Es evidente que entre las expectativas generadas por el rendimiento de los hijos, más todo lo que representa la adquisición de útiles escolares, el uniforme, en definitiva la serie de actividades que implica este mes; es posible que se generen momentos de tensión y estrés, por lo tanto es bueno tomarse las cosas con calma y evitar traspasar esta ansiedad a los estudiantes, porque que la educación es un proceso largo, extendido en el tiempo, cuyos resultados deben revisarse en el contexto del menor y su hogar, donde los perseverantes son los que obtienen los buenos resultados.

Marta Caro Andía

Directora del Servicio de Salud de Bío Bío

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes