suscríbete al boletín diario

Opinión

Fumigación de arándanos: desde la zona cero

Felipe Hidalgo Bustos Director Ejecutivo Agrofine Consulting [email protected]


 Por La Tribuna

Felipe_hidalgo_01

Hoy les escribo desde Estados Unidos. Me encuentro de viaje junto al gerente de la empresa angelina Puelche, visitando el proceso de fumigación en destino contra la Lobesia botrana. La verdad, nos hemos llevado una agradable sorpresa al constatar la fluidez y eficiencia en un proceso nuevo para nuestra fruta, que en un principio nos asustó por el acortamiento de la vida útil de la fruta luego de ser fumigada. Si bien el fumigado afecta la condición de la fruta, el efecto no es tan lapidario como en un principio se pensó. Estados Unidos cuenta hoy con la posibilidad de fumigar en los principales puertos de entrada: Philadelphia, Los Angeles y Miami. A su vez, existen 2 modalidades de fumigación, una rápida y una lenta. Hoy estuvimos en la principal “yarda” -como se les conoce acá- donde se realizan ambas aplicaciones con Bromuro de Metilo. La rápida consiste en cargar en Chile contendores que no superen los 2,09 mts de alto por pallet, dejando así las 18 pulgadas libres hasta el cielo por container, que exige el USDA para la adecuada ventilación en el procedimiento de fumigado. Esto es, 1 ó 2 corridas de cajas por pallet menos, que si bien hace un poco más caro el flete, ya que lleva menos cajas, permite mayor agilidad en caso de colapso en los sitios de fumigación ya que se fumiga dentro del contenedor sin necesidad de tener que sacar cada pallet para ser fumigado en lotes transferidos. Otro beneficio del pallet corto es que la cantidad de bromuro es menor, por lo que el impacto en la fruta disminuye. Por último, la temperatura de fumigación es a 4ºC, lo que ayuda aún más en la condición. La fumigación larga, en cambio, que debe realizarse obligatoriamente en caso que se palletice sobre las 18 pulgadas, exige bajar el contenedor completo para llevarlo a una rampla de 52 pies o cámaras especiales con la finalidad de aplicar dosis más altas de Bromuro, y en un proceso más lento y con temperaturas más altas (8ºC aprox) iniciar el fumigado.

La situación acá en EE.UU. es un poco preocupante en Philadelphia y Los Angeles, no así en Miami. En Philadelphia tenemos cargas atrasadas debido a la onda polar, sumado a un exceso de envíos. En Los Angeles, el puerto sigue trabajando a media máquina debido a la huelga de los trabajadores portuarios. Miami es hoy -y pudimos comprobarlo con nuestros propios ojos- el mejor terminal para los arándanos: tiempo de tránsito corto de 15 días, fumigación expedita y eficiente, temperatura atmosférica que permite la operación de subida corta de temperatura de pulpa y ninguna amenaza ni climática ni laboral de puertos. Por algo Don Francisco prefiere siempre Miami. Con todo, la fumigación corta por contenedor se extiende en total por 9 horas: 2 de aplicación y 7 de ventilación. En cambio, la fumigación larga puede extenderse hasta por 14 horas y más.

Felipe Hidalgo Bustos

Director Ejecutivo Agrofine Consulting

[email protected]

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes