suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Liceo de Hombres y sus antiguos libros de clases

Nivia Riquelme Gutierrez Presidenta Codepala


 Por La Tribuna

IMG_0976-1

No atacamos lo bueno, no queremos ser vistos como enemigos, no rogamos porque se nos escuche, lo exigimos. Somos un aporte verdadero y simplemente defendemos lo nuestro, pero se nos ha faltado el respeto. Cómo se puede entender que se destruya nuestro poco registro histórico, y de una manera brutal sin el más mínimo respeto, haciéndolo en la noche, como actuación delincuencial. Esto nos recuerda la quema de libros de clases de los antiguos alumnos del colegio, ¿qué es eso? ¿Para que los angelinos no se den cuenta?, O acaso estamos viviendo una dictadura encubierta donde los angelinos no tenemos opinión. Se nos pasa a llevar una y otra vez, donde la primera autoridad quiere ver el patrimonio histórico solo en fotos. Esto no atrae turismo, no resguarda nuestra historia, menos restauración que es un término que jamás, pero jamás, han considerado nuestras autoridades, de uno y otro color político, mantienen generaciones sin oportunidad, con solo pensar en el derroche, justificándose que lo hacen por los artistas, que falsedad más absoluta, cuando nunca se les da oportunidad. Eso se llama instrumentalización. Restauración consiste en arreglar lo que ya existe, no modificar el plano original del antiguo liceo de hombres, que incluso consideraba en su origen mansardas de vidrio con fierro forjado, (algo así, como lo que tiene el museo de bellas artes en Santiago), que en su época era muy caro hacer porque solo se podía traer de  Europa, pero hoy si se puede, (eso no está en la mente de nuestras autoridades), todo es imposible cuando se trata de tener amor por tu ciudad. Esto nos lleva a pensar en la cultura del derroche y la prepotencia.

¿Por qué no se comienza por restaurar el edificio? Con sentido común, a primera vista, se ve que el edificio que se quiere hacer sobre el liceo es feo y no tiene relación con el original. En el gimnasio que destruyeron, de maderas de pino Oregón, no hubo ningún respeto. Francamente esto es imperdonable, ¿podrá el alcalde Esteban Krausse hacer el mismo gimnasio, donde miles de niños dejaron parte de sus vidas? Lo cierto es que nada bueno se puede esperar. Este es el más claro ejemplo de hacerse el desentendido, con respuestas incambiables, que demuestran la falta afecto por nuestra ciudad. Por lo tanto angelinos, esto no cambiará. Hemos encontrado una máquina para borrar patrimonio histórico angelino, pongámonos a buen recaudo, y no nos dejemos engañar por risitas y voces suavecitas que nos empobrecen turísticamente.

Nosotros como Codepala, (Comité Defensa Patrimonio Angelino), apoyamos los adelantos, sin miseria, sin esclavitud, sin derroche, sin destrucción, si con libertad, con adelantos reales para todos, con recursos bien invertidos. Rechazamos enérgicamente el trabajo mediocre, que es muestra del caos y del sin sentido. ¿Qué es el sentido común?, algo que se desconoce para algunos, es tan simple, lo bueno, lo lógico, aprendemos eso y ya nuestro pensamiento es superior, ¿ustedes creen que los franceses destruyeron el Louvre para construir la pirámide de cristal?, por supuesto que no, porque hay cultura, y son respetuosos de su historia, algo que aquí no ocurre. No podemos ser cultores de ignorancia afuerina, ni chacales que menosprecian su tierra, de esta forma no. Dignidad, decencia y respeto por los ancestros, eso es pensar en grande, lo demás es deambular por el sin sentido.

Esto es categórico, no creemos que exista una toma de conciencia, porque no hay voluntad ni menos la cultura suficiente para considerar, nuestras peticiones, esto tendrá una respuesta que nosotros mismos no podremos controlar.

Esperamos que las autoridades consideren no más atropellos. La Casa de la Cultura, el Edifico Bernardo O’higgins Riquelme y la Biblioteca municipal restaurada. Museo, galería de arte, sin echar abajo nada. Insistimos,  entregarlo a los angelinos para su uso ahora. ¿de dónde venimos?¿quienes somos? palabras que responde la historia pero si la borramos no somos nada. 

Nivia Riquelme Gutierrez

Presidenta Codepala

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes