suscríbete al boletín diario

Opinión

¡Vivan los murciélagos!

Felipe Hidalgo Bustos Director Ejecutivo Agrofine Consulting [email protected]


 Por La Tribuna

Felipe_hidalgo_01

Los murciélagos están en la lista roja de las especies amenazadas, pero lo que pocos saben es que son muy beneficiosos como agentes polinizadores, como diseminadores de semillas, controladores de insectos y su guano es de alto poder fertilizador.

 El granjero norteamericano Malcolm Beck, de Texas, lleva años recolectando y vendiendo guano de murciélago de la Bracken Cave, una gigantesca cueva de murciélagos ubicada cerca de San Antonio. El lugar constituye el hábitat de la colonia más grande de murciélagos que se conoce en todo el mundo: unos 20 millones de murciélagos mejicanos sin cola que, además de tener la habilidad de alimentarse con aproximadamente 200 toneladas de insectos por noche, también depositan vastas cantidades de guano.

Los murciélagos están en la lista roja de las especies amenazadas, pero lo que pocos saben es que son muy beneficiosos como agentes polinizadores, como diseminadores de semillas, controladores de insectos y su guano es de alto poder fertilizador. El guano es apreciado por Malcolm Beck y muchos agricultores y jardineros orgánicos por sus propiedades como fertilizante para plantas, reconstituyente del suelo, depurador del suelo, fungicida, nematicida y activador de abono orgánico. Contiene aproximadamente el 10 por ciento de nitrógeno, el 3 por ciento de fósforo y el 1 por ciento de potasio junto con todos los otros oligoelementos menores, necesarios para la salud total de una planta. El ciclo del guano comienza cuando los insectos se comen una planta y, a su vez, los murciélagos comen y digieren dichos insectos. Los murciélagos entonces depositan sus desechos, los que son procesados una vez más por millones de escarabajos que los descomponen en microorganismos. En el caso de Bracken Cave, estos microorganismos permanecen preservados y protegidos dentro de la cueva y, una vez que los murciélagos han migrado hacia el sur en el invierno, se extraen aproximadamente 50 toneladas de guano por año. No obstante, la realidad que viven estos mamíferos voladores es bastante triste, ya que son vistos como plagas y portadores de enfermedades. Paul Racey, copresidente de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), dijo que la situación de los murciélagos es preocupante: “Los murciélagos están desapareciendo a un ritmo alarmante, debido en parte a la ignorancia y desconocimiento de los beneficios que proporcionan”.

Estos animales, con más de 1.250 tipos, mantienen una importante labor ecológica en el proceso de polinización, dispersión de semillas y reducción de plagas de insectos. Los murciélagos buscan dos cosas fundamentales para su supervivencia: un espacio en el que puedan almacenar comida y un palo en el que poder dormir colgados boca abajo, por lo que las cuevas, los agujeros de los árboles o los bosques son lugares ideales para vivir. Casi la mitad de las más de 1.000 especies conocidas de murciélagos están amenzados están por una variada gama de problemas que incluyen la pérdida de hábitat, el conflicto con los humanos y el uso de plaguicidas. Si bien la relación entre la disminución de la población de murciélagos y el manejo de las tierras agrícolas no se ha demostrado claramente, la agricultura orgánica puede desempeñar un papel importante en la conservación de los murciélagos al proporcionarle el hábitat y las fuentes de alimento mientras que, al mismo tiempo, se beneficia de los servicios que brindan estos mamíferos comúnmente despreciados.

Felipe Hidalgo Bustos
Director Ejecutivo
Agrofine Consulting
[email protected]

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes