lee nuestro papel digital

Desarrollo

El agro chileno no está preparado para una reducción de la jornada laboral, afirman agricultores

Encontrar mano de obra especializada ya se había vuelto dificultoso, antes de la pandemia, y la propuesta afectaría aún más la actual situación del rubro.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 4 1506
Los gremios del agro han enviado múltiples propuestas relacionadas a la actividad que desarrollan para poder mantenerla en buena forma, pero consideran que se relega su papel a un segundo plano a pesar de la importancia en la vida de los habitantes del país.

Críticos al proyecto de reducción de la jornada laboral en Chile se mostraron desde la Asociación de Agricultores de Ñuble, cuyo dirigente explicó que las características del trabajo en el campo chileno no permitirían poner en práctica esta propuesta sin afectar los procesos productivos del campo, de aprobarse la propuesta.   

El presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, Carlos González, dijo a diario La Tribuna que “esta nueva normativa que se quiere implementar no considera que Chile es uno de los países más ineficientes en lo que respecta a las horas de trabajo si lo comparamos con los países de Europa, donde trabajan menos horas pero con un desempeño laboral mucho más eficiente”. González agregó que “el agro tiene condiciones especiales (de trabajo), en el caso de las lecherías, por ejemplo, a las vacas hay que sacarles leche dos veces al día, a veces tres”. El dirigente gremial explicó que “las vacas también están pariendo y no precisamente cuando uno quiere, puede ser un sábado o un domingo (…) y hay que tener personal para eso, pero tenemos problemas por la falta de mano de obra”. Todo lo anterior se traduce “en mayores costos, que nos hacen cada día más improductivos, si tuviéramos una fuerza laboral altamente calificada y eficiente para cumplir con su carga laboral en seis u ocho horas de trabajo, creo que no habría ningún problema, yo sería partidario de reducir las horas de trabajo, pero no sé si estamos preparados para eso”.

ALEGAN DESCONOCIMIENTO DEL FUNCIONAMIENTO DEL MUNDO AGRÍCOLA

Carlos González ejemplificó las condiciones que hacen que la agricultura muchas veces no se pueda atener a horarios laborales más acotados con “el trabajo que se debe realizar con las frutas, que necesita periodos muy específicos donde se tienen que aplicar productos, como fungicidas o reguladores de crecimiento”. En el caso de los frutales, el presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble continuó explicando que “las siembras no siempre pueden esperar a un lunes, si se tiene que hacer un sábado o un domingo se hacen, donde como agricultores y empresarios responsables estas horas también son bien pagadas”. González dijo que “no se trata de trabajar gratis, los riegos, por ejemplo, se ven muchas veces los fines de semana y bajar la carga laboral significa contratar más personas para cumplir con las labores”. El agricultor agregó que a esto se le suma “una escasez de mano de obra especializada que pueda manejar pivotes, trabajar una lechería, asistir un parto o manejar una cosechera”. Carlos González consideró que, por estas características del trabajo en el campo “el sector agrícola debiera tener una atención especial en cuanto a los horarios, hay que estudiarlo, no estamos preparados para reducir los horarios laborales, las siete u ocho horas de trabajo no se aprovechan”.

El dirigente gremial dijo que “el agro y sus gremios han enviado múltiples propuestas relacionadas a la actividad, pero la agricultura siempre ha sido el patio trasero de la economía nacional, siendo que jugamos un papel importante en la vida de todos”. El presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble explicó que lo anterior se ve a través de “las trabas para producir alimentos, con las altas tasas de interés, los precios de los abonos por las nubes. La agricultura debería tener un trato especial, tanto en horarios, financiamiento y otras materias”. González adelantó que “lo único que vamos a conseguir con esto es que los costos sigan subiendo, al tratar de contratar mano de obra que no está disponible y que irá en desmedro del sector agrícola, que se está viendo cada día más afectado”. Carlos González fue enfático en explicar que “yo no estoy en contra de reducir las horas de trabajo, pero para que eso llegue a ser efectivo y exitoso, tenemos que cambiar nuestro sistema de trabajo y la eficiencia tanto de trabajadores como empresarios”. El dirigente gremial dijo que “si se pierde tiempo de trabajo efectivo, difícilmente se podrá aplicar esto”.

PREOCUPACIÓN CAUSA LA FALTA DE MANO DE OBRA ESPECIALIZADA

Carlos González explicó que “en algunas lecherías grandes de la zona, si se trabaja seis horas, hasta las tres de la tarde ¿quién hace el turno de después de esa hora? Incluso si se pagaran horas extras no se pueden exceder cierta cantidad de horas a la semana”. La otra inquietud para el sector agrícola se da por aspectos técnicos de las distintas faenas: “¿saben ocupar la pezonera?, ¿saben guiar a las vacas?, ¿saben hacer el lavado de ubres?, normalmente no. En una empresa es distinto, es más fácil encontrar ayuda”. El agricultor dijo que “hay muchos sectores especializados, hay gente que lleva años trabajando las distintas mezclas de químicos, no es llegar y hacerlo, pero las autoridades proponen nuevas medidas y no saben cómo funciona el campo”. El presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble explicó que “los trabajadores ganan 400 mil pesos líquidos, con casas gratis, leña gratis y agua gratis, mejor que alguien que trabaja en la ciudad, la gente dice que en el mundo agrícola se gana mal porque no entienden cómo se funciona”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
agro y reduccion de la jornada laboralasociacion de agricultores de ñubleproyecto reduccion de jornada laboral chilereduccion de la jornada laboralreduccion jornada laboral chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes