lee nuestra edición impresa

Ocupacional

Firma de convenio busca impulsar el sector agrícola en Biobío

La provincia podrá fortalecer su actividad en los predios destinados a estos usos y hacer frente a problemas que enfrentará en el futuro, como la falta de mano de obra y la sequía.


 Por Jorge Guzmán B.

foto 1 firma convenio (1)
La colaboración entre el mundo empresarial, gremial y académico para trabajar en los problemas del mundo agrícola fue uno de los puntos que más se destacaron durante la firma del acuerdo.

Representantes del mundo gremial y académico agrícola de Biobío participaron de la firma del convenio de Colaboración Socabio-Agroceler-Seremi de Agricultura, en una actividad realizada en Los Ángeles, con el fin de impulsar el desarrollo del mundo agrícola a través del trabajo conjunto entre sus gremios, las universidades y el gobierno.  

El seremi de Agricultura de la región del Biobío, Francisco Lagos, dijo que “la octava región es una de profunda vocación agrícola, con muchos cultivos que han ido aumentando su superficie de fruta”. Por lo mismo, Lagos dijo que la firma de este acuerdo nos invita a hacer actividades con distintos actores del mundo, político, gremial y en este caso, la academia”. 

Ejemplos de este tipo de asociaciones lo fueron en la instancia “la Sociedad Agrícola de Biobío (Socabio) o la Asociación Gremial de Productores de Berries del Biobío (Aproberries), que están impulsando esta política de desarrollo rural, así como la modernización de la agricultura, uno de los ejes de trabajo que se centra en el desarrollo de la agricultura de precisión que será necesaria para equilibrar, por ejemplo, la falta de mano de obra y la sequía hace que debamos adaptar las condiciones a estos cultivos”. 

COLABORACIÓN INTERSECTORIAL

El vicerrector de la sede penquista de la Universidad Andrés Bello, Octavio Henríquez Lorca, dijo que “esto es un hito relevante en el avance por el desarrollo de la región del Biobío, particularmente la zona de Los Ángeles, puesto que como universidad definimos hace tiempo contribuir en forma efectiva al desarrollo regional como eje estratégico de nuestra gestión, de manera que la capacidad de nuestros académicos y el trabajo de nuestros estudiantes reflejen el impulso de nuestro deseo de impulso regional”.

Respecto a lo mismo, Henríquez agregó que “la colaboración con el mundo agrícola, empresarial y gremial es imprescindible, no puede haber una actividad académica separada de la realidad, con tal de aportar a mejorar las condiciones del medio ambiente”.

APRENDIZAJE APORTA AL MUNDO REAL 

El presidente de Socabio, José Miguel Stegmeier, dijo que “la provincia tiene un potencial tremendo, que se está mostrando no solamente en la fruticultura, sino que también en el sector forestal, la lechería y la ganadería, pero uno de los más favorecidos es la fruticultura, porque el cambio climático permite hacer mucho más de lo que se trabajaba antaño, especialmente en el sector de la fruticultura y lo que está haciendo la universidad hoy en día es lo preciso, porque necesitamos avanzar en todos los ámbitos que le competen al sector, no solamente en el riego”. 

El presidente de Aproberries, Francisco Novales, dijo que “la firma de este convenio es muy importante, porque la vinculación de la academia con el mundo productivo se han visto alejadas en el último tiempo, pero el trabajo conjunto permite a los alumnos adquirir mejores destrezas y el mundo productivo puede conocerlos e incluso terminar contratados”. Novales dijo que “generar el conocimiento a través de estas prácticas es muy positivo y relevante, porque los alumnos logran un mejor desempeño, considerando que adquieren conocimiento no solamente en el aula de clases, sino que a través de la práctica”. 

AGROINDUSTRIA AUTOMATIZADA 

El encargado del proyecto Agroceler, Alejandro San Martín, dijo que “lo que buscamos subsanar es la falta de mecanización y automatización de la industria frutícola regional, a través de seminarios o torneos, que buscan llamar y levantar a los emprendedores de la región, que tengan propuestas de negocios concretas, y que permitan dar solución a la problemática del sector frutícola en la región”. El proyecto, explicó San Martín, “estaba planteado en 18 meses, pero producto de la pandemia se ha atrasado y estamos proyectando su término para abril de 2022, con la generación de estas empresas de tecnología, que se encuentren entregando opciones de productos y servicios concretos a las empresas de la región”. 

El representante de Agroceler, dijo también que “la logística de la producción del mercado frutícola, que considera los problemas que existen hoy, por ejemplo, a la hora de encontrar mano de obra a tiempo para las cosechas de la fruta de temporada, logrando primero, los rendimientos esperados y necesarios para los productores de Biobío y que lleguen, además, a tiempo a su destino, de hecho hay toda una línea de desarrollo donde la tecnología puede aportar en temas que permitan mejorar los sistemas de producción, donde se considera la mano de obra”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
agroceleraproberriesSeremi de Agriculturaseremi de agricultura biobiosocabiouniversidad andres bello

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes