lee nuestra edición impresa

Ambiental

Miembros del proyecto de Junta de Vigilancia del río Laja conocieron y debatieron los estatutos

La medida apunta a asegurar que las necesidades del sector energético, turístico, agrícola y de consumo humano trabajen conjuntamente por cuidar y aprovechar las aguas del afluente.


 Por Jorge Guzmán B.

foto radio pm 1 2611
La mesa se centrará en administrar de manera correcta las aguas de la reserva, de manera que ninguno de los usuarios de la cuenca pase por sobre los intereses del otro.

Un Taller de Difusión y Revisión de los Estatutos para la conformación de la Junta de Vigilancia del río Laja y sus afluentes fue realizado por los miembros de la organización, ayer en Los Ángeles, con el fin de dar a conocer los pasos que seguirá la junta para cumplir con sus objetivos en el largo y mediano plazo.

El secretario ejecutivo de la Mesa de Acuerdo para la recuperación del lago Laja, Boris Solar, dijo, en la ocasión, que “el lago Laja siempre tuvo suficiente agua, y las lluvias en la región eran suficientes para la época de primavera y verano, por lo que la sequía nunca fue un problema, hasta que llegó y la mala administración de estas no ayudó a solucionar el problema”.

Solar explicó que “al día de hoy el agua en el lago Laja es un 50 por ciento menos de la que teníamos durante temporadas anteriores, cosa que no se puede adjudicar al problema de la sequía que hemos visto durante los últimos años, sino que en algún momento se administraron mal los distintos usos de estas aguas y si no nos preocupamos a tiempo de administrarlas bien, seguramente tendremos problemas en el futuro, tanto en el agua para el consumo humano, como en lo que respecta a los usos para producción agrícola y energética”. 

El dirigente gremial recordó, en su intervención, “la situación del Salto del Laja, cuyo atractivo turístico principal depende mucho de la disponibilidad de agua que tenga la caída de los saltos, asociados a esto debe haber por lo menos 70 patentes de restaurantes y mucho turismo, que en el peak del verano puede llegar a atraer hasta a 20 mil personas que visitan la zona en un día, por lo que, sin agua, muchas personas no tendrían manera de subsistir de buena manera en este sector de nuestra región”. 

ORGANIZACIÓN DE LAS AGUAS AYUDARÁ A TODOS 

El abogado experto en derechos de agua, Santiago Acevedo, dijo en la instancia que “hoy no hay obstáculos para conseguir que se conforme esta Junta de Vigilancia, respetando y reconociendo el convenio firmado con el Estado en lo que respecta a la regulación de la extracción y uso de las aguas del lago Laja”. Acevedo explicó que “lo positivo de este acuerdo es que los miembros y los accionistas están equilibrados en sus derechos, obligando a ambas partes a encontrar acuerdos, entendiendo además que existen variables tanto ambientales como sociales en esta materia”. 

El constituyente por el Distrito 21, Luis Barceló, dijo que “considerando la crisis climática que ya estamos viviendo a nivel tanto regional como nacional y que esta solamente se agudizará en el futuro, debemos reconocer el agua como un bien nacional de uso público, y eso será una realidad en la próxima Carta Magna, pero no creo que nos encontremos con una situación de expropiación de agua en el futuro, aunque sí se va a establecer con quiénes se relacionarán los Gobiernos Regionales para tratar estas materias”. 

El gerente de la Asociación de Canalistas del Laja, Héctor Sanhueza, dijo en la conversación, que “el Laja se ha privado de tener una organización del mismo río hasta la fecha, porque no cuenta con una institución que los represente, por lo que tratar de formar esta Junta de Vigilancia se justifica en poder materializar el Plan Laja, del cual uno de los puntos es postular a proyectos y programas que apunten a promover la generación de estas asociaciones en el futuro”. 

TRABAJO CONJUNTO PARA ENFRENTAR CAMBIO CLIMÁTICO

El representante de la Asociación de Canalistas del Canal Zañartu, Felipe Trenova, dijo, una vez que la reunión finalizó, que “se percibe entre los miembros de esta junta, un ánimo de constituir este instrumento prontamente y de hecho no vemos obstáculos que impidan poder conformarla en el corto plazo”. 

Trenova declaró “vemos con bastante optimismo la voluntad de conformar la junta, que se suma al convenio del 2017, firmado entre el Estado y Enel, que comprometió la recuperación del lago Laja, en años donde la sequía será cada vez más crítica”.  

El gerente de la Asociación de Canalistas del Laja, Héctor Sanhueza, dijo que “hoy está el convencimiento general de que la junta es relevante y necesaria, por lo que imagino que existirán las voluntades para formalizar esto, sin actores con una sobre-incidencia ni mayor peso que los demás”. 

El representante de los Saltos del Laja en dicha reunión, José Sanzana, agradeció en la instancia “que nos reconozcan una cierta cantidad de agua a pesar de que no tengamos derechos inscritos, los cuales fueron cedidos por todos los participantes de la Junta de Vigilancia, tanto del sector de las hidroeléctricas como de los regantes”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
asociacion de canalistas del canal zañartuasociacion de canalistas del lajadeficit hidricoescasez hidricaestatutos junta de vigilancia rio lajajunta de vigilancia rio lajaLago LajaSalto del LajaSaltos del Laja

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes