suscríbete al boletín diario

Ocupacional

Hoteleros de Biobío se muestran optimistas por progresivo desconfinamiento

El gremio aún se encuentra afectado por las cuarentenas y están trabajando estrategias para mantener el rubro, a pesar de las dificultades por el Covid 19.


 Por Jorge Guzmán

Sector hotelero
El sector hotelero ha sido uno de los más golpeados en pandemia y sus proyecciones a futuro aún son inciertas.

Representantes del rubro hotelero de Biobío advierten que el sector aún está golpeado por los efectos de la pandemia del coronavirus, producto de las prolongadas cuarentenas y de las restricciones de desplazamiento.

Sin embargo, ahora confían en que el mejoramiento del escenario sanitario permita retomar sus actividades, aunque también les preocupa la falta de trabajadores para el sector.    

El presidente del Consejo de Turismo provincial público-privado de Biobío (Contur), Hernán Hernández cuenta cómo el gremio se ha visto afectado desde 2019: “con el coronavirus tuvimos que cerrar por regulaciones del Ministerio de Salud”, recuerda. 

La consecuencia de la pandemia es que cambió radicalmente al rubro. “Tuvimos varias reuniones con Sercotec”, cuenta el presidente provincial de Contur, “nos enfocamos en la asociatividad público-privada para subsistir”. Lo anterior, producto de la falta de preparación en el turismo y la hotelería que tuvieron para enfrentar la crisis.

“Pensamos que iba a ser un tiempo corto”, admite Hernández refiriéndose a la emergencia sanitaria. Sin embargo, con el pasar de los meses y la falta de actividad e ingresos para el sector hotelero y de turismo de Biobío, “muchas empresas hoteleras comenzaron a dedicarse a ventas de diversos productos como comida para perros o pellets”.

El presidente de Contur dice que hablaron, como gremio para “ver oportunidades de negocio distintas”, optando por asociarse “con otros rubros para tomar otro tipo de actividades productivas”. 

Lo anterior producto del golpe que los dueños de hoteles recibieron al no poder continuar sus actividades: “muchas personas del sector estaban en Dicom en mayo por no pago de insumos”, relata Hernández. 

Según el dirigente, el retiro del 10% ayudó a los hoteleros a pagar deudas, o a los colabores que fueron despedidos por falta de recursos para continuar las actividades del gremio. 

Y este problema no fue menor en el caso del Consejo de Turismo de Biobío. Eso considerando que, según información entregada por el presidente de Contur “el 80% de nuestros socios son hoteles pequeños, no cadenas”. 

Como Consejo de Turismo regional, también han tenido que hablar con el Gobierno, en busca de ayudas. “Gracias a la Multigremial del Biobío logramos plantear a las autoridades nacionales nuestros problemas”, lo que, según Hernán Hernández, demuestra la relevancia de la asociatividad para “solucionar este tipo de problemas como sector, unidos”. 

También valora la vacunación y el hecho de que las personas inoculadas en contra del virus pudieran “comenzar a participar del comercio, aunque siempre respetando los protocolos sanitarios”. Por esto, Hernán Hernández cuenta que se han preocupado de “respetar los aforos y de revisar los carnet de vacunación, para mantener la tasa de contagios bajos y poder seguir trabajando”. 

Y si bien el toque de queda ha cambiado radicalmente el funcionamiento de la industria hotelera de Biobío, aún cree que el panorama puede mejorar para la hotelería regional, en comparación con la temporada anterior, también de pandemia.

Otro problema que ve el vocero del Contur de Biobío, es el hecho de que “mucha gente no quiere volver a trabajar y no hay mano de obra”. El dirigente cree que esto se debería a los bonos entregados por el Estado que “han creado una falta de colaboradores”. 

A futuro, Hernández plantea potenciar el turismo local en zonas como Ralco o Biobío. “Ya hemos trabajado en este tipo de iniciativas y nos han ayudado mucho como gremio”, cuenta.

CAMBIOS EN EL MODELO DE NEGOCIO

Por su parte, el vicepresidente de la misma Comisión de Turismo de Biobío y el gerente general del tradicional hotel Saltos del Laja, Martín Puffe, cuenta que a ellos también los afectó la pandemia. Si bien estuvieron cerrados durante un largo periodo, dice que pudieron “trabajar con empresas como CMPC, Masisa u otras que necesitaban alojamiento”, lo que les permitió mantenerse a flote. 

Pero el actual escenario se muestra más auspicioso, según Puffe: “Julio ha sido bueno. Se ha abierto pero con los protocolos del Minsal, que reduce el número de personas permitidas dentro de hoteles y restaurantes”. 

Otro problema es que, incluso pudiendo trabajar, han enfrentado una falta de colaboradores que no han retornado al sector a pesar de la paulatina reanudación de las actividades. “La mujer se está quedando en la casa y eso influye”, dice Puffe. 

Según el dirigente de la Comisión de Turismo de la provincia de Biobío, otro factor que afecta en la falta de trabajadores son “los bonos del Estado, que deberían regularse”. 

UN FUTURO INCIERTO

El gerente y representante legal del Hotel Dikran, Jorge Manukián, cuenta que el hotel bajó en su ocupación casi al 100%. “Estuvimos ocho meses sin clientes y tuvimos que suspender a nuestros colaboradores, que fue muy duro”, cuenta. 

Recién pudieron comenzar a trabajar desde la semana pasada, pero dice que “las reuniones y trámites se hacen por internet, lo que hizo que la gente no tuviera que asistir a juntas de trabajo presenciales, que muchas veces se organizaban en este u otros hoteles”. 

Además, las cuarentenas afectaron el negocio en “prácticamente un 100%”, dice Manukián. Lo anterior porque ahora las personas van a los hoteles “por reuniones de trabajo”, y en cuarentena, la hotelería no percibiría este ingreso para continuar operando. 

Respecto al futuro, el gerente de Hotel Dikran cree que el rubro hotelero pasa por un momento muy duro, “con gastos inamovibles y constantes” que no sabe si le permitirán mantenerse en el negocio, o lo obligarán a reinventarse.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
hoteles biobíohoteles los angelesTurismo en biobíoturismo los angeles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes