jueves 14 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Los Ángeles

Miguel Reyes: la noble motivación social y servicio de un angelino

Como un buen bombero y abogado, así se calificó Miguel Reyes Núñez quien es el presidente nacional de Bomberos de Chile. La mayoría de sus logros no los considera personales, sino en beneficio de los demás.


 Por GONZALO MELLER

29-06-2018_17-51-591___mg_2342

Miguel Reyes tiene 73 años y nació en avenida Ricardo Vicuña en Los Ángeles, comuna a la cual recuerda como una ciudad “hermosa”.

Toda su vida ha vivido en el límite entre ser bombero y abogado.

“Soy un hombre que se ha preocupado del proyecto social de mejoramiento de nuestras condiciones de vida como personas. En alguna medida, eso me lo ha dado la formación jurídica proporcionada por la universidad, los valores impregnados por la familia y los profesores del Liceo de Hombres de Los Ángeles”, aseguró.

UN ANGELINO DE CORAZÓN

Miguel recordó a Los Ángeles con gran nostalgia. Él indicó que es su lugar de nacimiento y donde su madre le crió.

“Si no hubiese nacido ahí, no hubiese existido”, aseveró.

Sin embargo, no es lo único que lo une con su ciudad natal. Reyes, manifestó el gran cariño al Liceo de hombres –actual Liceo Bicentenario-, porque de ahí vienen los mejores recuerdos y el afecto de sus profesores.

“Eran grandes personas que se preocupaban del alumno como tal, sus palabras eran simples para enseñar y corregir. Esas son cosas que uno valora y no olvida nunca”, señaló.

Sin embargo, después del terremoto de 1960 sus padres decidieron retirarlo del liceo, ya que este había quedado en muy malas condiciones.

Por esta condición, y para que no perdiera el año, su padre decidió enviarlo a él y sus hermanos a Santiago, lo que le permitió terminar la enseñanza media en el Liceo José Victorino Lastarria.

Una vez terminado el ciclo, postuló para estudiar derecho y quedó en la Universidad de Concepción, por lo que toda la familia se trasladó hasta la capital regional.

SU INICIO COMO BOMBERO

Miguel afirmó que su interés por la institución comenzó cuando era sólo un niño. Vivió muy cerca de un cuartel de Bomberos y cada vez que sonaba la sirena, miraba como salían los carros para atender una emergencia.

“Desde pequeño me venía surgiendo el interés en ser bombero, para ayudar como lo hacían esas personas”, puntualizó.

Sin embargo, su corta edad le impedía unirse al grupo, ya que en esa época no había cadetes.

Una vez que pasaron los años y entró a la universidad pudo comenzar a ser parte del Cuerpo de Bomberos. Desde ahí han pasado 52 años.

DE LAS LETRAS A LAS EMERGENCIAS

Miguel dijo que lleva 45 años ejerciendo como abogado. Su apego por las leyes también comenzó desde muy pequeño.

Su tío estudió derecho en la UdeC, y observó cómo ayudaba a las personas cuando tenían problemas jurídicos.

Respecto a la relación de sus carreras como abogado y bombero, Reyes comentó que gracias a su profesión ha obtenido grandes logros para la institución.

“La abogacía nos permite defender de mejor manera los derechos de los Bomberos. Hemos logrado la aprobación de 10 leyes que van en beneficio directo. Entre ellos, la Ley Marco, la cual fue gestada en mi oficina como abogado en Concepción”, aseveró.

SUS LOGROS

El hombre de 73 años destacó algunas satisfacciones que ha obtenido a lo largo de su trayectoria, las que giran en torno a obtener mayores avances para el Cuerpo de Bomberos de Chile.

El primero fue haber contribuido en el aumento significativo de los ingresos para el funcionamiento de los distintos Cuerpos de Bomberos del país.

En segundo lugar, es haber logrado la implementación de equipos de protección personal para todos los bomberos, con trajes normados que cumplen con todas las disposiciones que brindan seguridad.

“Hemos entregado más de 40 mil uniformes normados y más de 15 mil uniformes para incendios forestales y rescate vehicular”, dijo.

El tercer logro es haber podido aumentar los recursos para adquirir con los proyectos regionales, la renovación del parque vehicular.

“En estos 12 años hemos incorporado al parque vehicular de los Bomberos más de 1300 vehículos”, indicó.

En cuarto lugar está la capacitación de los voluntarios. Actualmente hay dos centros de entrenamiento, en el norte y zona centro del país, pero se está trabajando en el tercer recinto que estará ubicado en la región de Los Lagos.

“Con eso le estamos dando a los Bomberos la capacitación adecuada, para que se transformen en profesionales de la emergencia”, destacó.

Por otra parte, después del terremoto de 2010 señaló que debieron reconstruir varios cuarteles que resultaron destruidos.

“Hemos entregado cerca de 90 cuarteles nuevos a los cuerpos de Bomberos que resultaron destruidos”, afirmó.

Por último, Reyes recalcó que gracias a la gestión se ha logrado una serie de mejoras más. Las últimas están relacionadas con el aumento de los beneficios para los bomberos accidentados y el diseño de los cuarteles con fondos de gobiernos regionales, para guardar el material y cobijar en condiciones óptimas a los voluntarios.

UN SENTIMIENTO MÁS QUE UN SUELDO

Consultado sobre la remuneración que se pide para los voluntarios de Bomberos, Miguel dijo que el no obtener un salario, no significa que no se coloque toda la energía posible para combatir las emergencias.

“Cuando se hace de corazón y del deseo de servir, yo creo que la actividad tiene mucho mejor recompensa espiritual y afectiva, nosotros por más de un siglo y medio hemos asumido que el servicio es totalmente voluntario”, explicó.

Asimismo, indicó que Chile es uno de los tres o cuatro Cuerpos de Bomberos de América que tiene esta característica.

Sin embargo, para Reyes la institución necesita tener una mayor cantidad de recursos para su funcionamiento.

“El Estado nos entrega recursos que satisfacen el 50 o 60%, pero la diferencia debe ser complementada con aportes de las municipalidades o de la propia comunidad”, indicó.

Por último, señaló que la misión de los Bomberos es estar organizados exclusivamente para ir en ayuda de la comunidad, cuando se vea afectada por una emergencia.

“Yo diría que nuestra institución es una escuela de civismo, impregnada de muchos valores, sobre todo de gran humanidad y deseo de superación. Les va a permitir desarrollarse como personas y ser útiles a la comunidad. Es algo tremendamente importante”, finalizó.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Los ÁngelesNuestra Gente

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes