miércoles 21 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

Valentina Jaque: Una joven volando a sus sueños

La joven piloto comercial ha destacado a su corta edad y es que con tan sólo 22 años ya tiene licencia para manejar aviones.


 Por Sebastián Díaz

16-02-2018_19-51-221__10.1

Valentina Ignacia Jaque Vargas, es una joven de únicamente 22 años que se dedica a algo muy particular: es piloto comercial.

Cuenta que "yo siempre he sido de Los Ángeles hasta que por estudios me tuve que ir a Santiago, que es la única parte que institucionalmente se puede estudiar la carrera".

Explica que "de chica lo único que me apasionaba, aparte de jugar tenis, que era un hobbie, era manejar. Manejar autos, motos, por parte de mi papá se me heredó eso, siempre me ha gustado. En ese entonces no vi como opciones los aviones, porque en realidad no los conocía e igual estaba la ignorancia de mi parte de que no habían pilotos mujeres, pero después averiguando con mis papás, nos dimos cuenta que sí había campo para nosotras y lo quise estudiar".

Valentina estudió en el Colegio San Gabriel Arcángel hasta octavo básico, para luego estudiar en el colegio Padre Hurtado.

"Cuando cumplí 15 años, mi mamá me regaló un viaje. Yo nunca había andado en aviones, ni nada de eso y me enamoré. Fue una experiencia exquisita y en ese momento empecé a ver videos y averiguar, pero todo por parte mía, porque referencias uno no tiene mucho y por parte de mi familia, tampoco tengo antecedentes de algo parecido", comentó. 

Asimismo, explicó que encontró muy interesante, por lo que inmediatamente fue de su gusto.

Igualmente, dijo que a los 15 años estaba decidida a ser piloto, por lo que al decirle a sus padres, la reacción fue de sorpresa. "Sobre todo mi mamá, que tiene un centro de estética, entonces es bien distinto a lo que yo quería hacer, además que yo soy hija única. A ella le costó un poco entenderlo, pero hoy en día es mi mayor apoyo. Mi papá lo tomó bien desde el principio".

INICIOS DE SUS ESTUDIOS

Tras salir de sus estudios de enseñanza media, inmediatamente Valentina fue a estudiar a Santiago, específicamente en la academia Golden Eagle, una de las academias de vuelo con mayor prestigio a nivel nacional.

"Entro ahí, éramos dos mujeres en el curso y 13 hombres, lo que ya era la gran cosa".

En cuanto a la dificultad del curso, manifestó que "más allá de que sea difícil o no, es una carrera que te absorbe mucho, porque mi carrera dura entre un año y medio y dos años, pero intensivo, o sea yo en esos dos años no tuve vacaciones ni de invierno, ni de verano, entonces de lunes a viernes o a sábado uno o estaba en clases o estaba volando. Llegaba a volar siete horas al día con los estudios".

Al mismo tiempo, resaltó que son hartas cosas nuevas las que se aprende ahí, debido a que no son materias estándar.

En lo personal, explicó que "hubo un tema, por la costumbre, dejar a la familia, estar lejos, pero viajaba con suerte un fin de semana al mes a Los Ángeles y en realidad en Santiago no tenía tiempo para salir ni nada. Recién el segundo año empecé a salir a los mall y a cosas, antes conocí la nada".

Pese a ello, señaló que tuvo la suerte de vivir con una tía, por lo que la lejanía con la familia tampoco era un tema tan difícil.

SU PRIMER VUELO EN SOLITARIO    

No hay dudas de que volar un avión no es lo mismo que conducir un auto. Por lo mismo el primer vuelo siempre es importante. En ese sentido, manifestó que "más allá del primer vuelo, la primera vez que se vuela sin nadie en el avión esa es como… wow. Hay harta adrenalina, te sueltan en un momento en que no te das cuenta, porque sicológicamente no te pueden avisar antes que vas a volar solo, te das cuenta en el avión cuando el instructor se baja y te dice 'ya, estás aprobado por mí, te puedes ir a volar solo'. En ese sentido una se siente responsable de tu propia vida, pero es algo que se va asimilando".

Actualmente, Valentina tiene más de 200 horas de vuelo, teniendo en ese entonces 17 horas".

El 2017 Jaque salió de la carrera y hoy se encuentra haciendo SD, un curso complementario para pilotos de aerolínea. "La gente tiende a pensar que piloto comercial es piloto de aerolínea y eso es tener licencia para trabajar en cualquier tipo de aeronave, chica o grande".

En ese sentido, explicó que su gran objetivo para este año es comenzar a volar aviones de aerolíneas.

Consultada por lo más difícil a la hora de volar, afirmó que "hay que estudiar mucho, porque el día de mañana si se te olvida algo es complejo. Lo más difícil es aprender a aterrizar, es complicado porque al principio uno no tiene la tendencia de la profundidad, de la velocidad que tienes que llevar y es porque es todo un tema, porque si vas muy rápido el avión da un bote y se te va; y a menos te quedas corto y es lo peor que te puede pasar".

Por lo mismo, la también socia del club Aerocordillera, expresó que para darles la licencia, el último ejercicio es que simulan una falla en el motor, lo apagan y ellos deben aterrizar.

MACHISMO EN LA INDUSTRIA

Evidentemente que la industria de los pilotos tiene a los hombres como principales rostros como capitanes de aeronaves, dejando a la mujer, principalmente como aeromoza. Pese a ello, explicó que "en la academia no noté eso, nunca tuve un problema o noté alguna diferencia conmigo, eso quizás pasa por la instrucción que yo hice en la academia, que no está acostumbrada a tanto trato de hombres, de hecho las aerolíneas están contratando bien a las mujeres".

Pese a ello, le han tocado momentos desagradables, "hay gente que me conoce y la típica es '¿piloto y mujer? ¿y tan chica? no, no me subo a un avión contigo'. Ya estoy más acostumbrada con esos comentarios, pero al principio me daba impotencia, lamentablemente está esa idea machista y sobre todo acá en Los Ángeles, acá está la idea que la mujer no se la puede y no es así".

LA FAMILIA

Valentina es hija única, sus padres, son el pilar de lo que es hoy. Sandra Vargas y Rogelio Jaque sus padres son quienes la han apoyado en este duro sacrificio. "Ellos lo son todo para mí, estaban apostando al todo o nada, porque es una carrera compleja, pero que se necesita mucho apoyo y lo tuve siempre, también de parte de mis tíos, siempre fueron mi base para lo que estaba haciendo y nunca me pusieron en duda o fueron en contra de lo que estaba haciendo y hoy en día ya están felices".

A mitad de año espera poder postular a aerolíneas nacionales, las más importantes como Latam, Jetsmart y Sky.


  • Compartir:
etiquetas
La TribunaLa Tribuna FindeLos ÁngelesNuestra GentePilotoValentina Jaque

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes