sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

Teresa Stark: la primera y única mujer que ha sido alcalde de Los Ángeles

Por varios años fue concejala, pero su espíritu republicano, la honestidad y transparencia con la que siempre ha actuado, pensó en su retiro, con el fin de dar paso a las nuevas generaciones, o a otras personas.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

16-12-2016_18-34-201-017

Teresa de Jesús Stark Ortega, nacida y criada en Los Ángeles, específicamente en el sector de Valdivia 350, y en el año 1965 hasta el 73 estuvo viviendo en Santiago. Volvió por motivos personales, siendo que estudió en el liceo de Niñas de la capital, cursó Secretariado Comercial y Administración de Empresas, pero por tema laboral retornó a su tierra, y el año 1974 comenzó a trabajar con su padre en la Ferretería Alemana.

“Nunca estuve ligada a la vida dirigencial, pero sí pasamos etapas complicadas. Mi padre era diputado cuando yo estudiaba en el liceo de Niñas. El año 73 tuvimos algún tipo de preocupación, pero nada más allá”, inició su respuesta.

De todos modos, Stark llegó a involucrarse a la política “desde el tiempo del régimen militar, cuando se empezaba hablar de elecciones libres, o de trabajar por el ‘No’ y terminar con el régimen que teníamos y volver a la democracia. Siempre estuve ligada a la política, porque mi padre nunca dejó de funcionar. Llegaron grandes jerarcas a mi casa, para ver formas de trabajar con mi papá y otros dirigentes de la zona. Eso a mí me hace participar con mi mamá en todas estas instancias, reuniones clandestinas. Pasamos a liderar procesos como Mujeres por el No, Mujeres Por Aylwin, y en eso me insertó plenamente en la política de Los Ángeles”.

Dijo que su figura política surge desde el año 1992, ya que acompañaba a todas las autoridades nacionales que llegaban a la capital de la provincia de Bío Bío, hasta que llegaron las primeras elecciones parlamentarias y presidenciales. Luego, con un trabajo intenso viene el proceso electoral para los municipios, donde participa como presidenta de las mujeres demócratas cristianas, quienes inscribieron su candidatura.

“Se inscribieron 5 nombres, 4 hombres y yo la única mujer. Dentro del partido se elegía con un militante un voto quienes querían que fuera, y terminamos tres. Ahí entro de lleno a las primeras elecciones, y empiezo a transformarme de a poquito, sin darme cuenta que tenía un pequeño liderazgo de mi partido. Nunca me vi como candidata a algo, porque siempre me gustaba acompañar, siempre en segunda línea, me gustaba ese rol, de ayudar en lo operativo, pero nunca me vi como candidata a algo en particular”, sostuvo.

Según su visión, que se genera a raíz de la experiencia como figura pública, los espacios en política se deben ganar, y no se adjudican por derecho propio.

“Yo creo que los espacios uno se los gana, pero también debe haber una capacidad dentro de cualquier sistema, de abrirlos. Cuando llego a ser concejala, el año 92-94, la mayoría de los colegas eran hombres. El 94, cuando asumo la alcaldía, en la región del Bío Bío, era la única mujer en un mundo de hombres. Sí debo reconocer que siempre hubo el máximo de respeto y cariño de mis pares hacia mi persona. Es el hecho de que uno se gana el espacio, con mesura, pero con mucha fuerza”, manifestó.

 

LO DULCE Y AGRAZ DE LA POLÍTICA

Como en gran parte de los ámbitos de la vida, hay buenas y malas, incluso momentos intermedios. Pero en la vida, viendo el vaso medio lleno, para Teresa Stark la política ha tenido más cosas positivas que negativas.

“Es más positivo que negativo. Lo positivo es eso que cuando uno es consecuente en la vida, cosecha mucho de lo que se va sembrando. Hablo de la consecuencia, porque uno debe tener una sola línea, y si uno se aparta, debe existir la capacidad de recoger lo malo y buscar lo bueno, es lo que le gusta a la gente, que una sea positiva en la medida de lo posible. Uno tiene que actuar con franqueza, y lo que agradezco es el cariño de la gente”, relató.

Stark siempre figuró como una de las personas más destacadas en política, incluso, el electorado la premió en un par de ocasiones con las más altas votaciones, tanto de su sector político, como del concejo municipal en general.

“Yo siempre fui la candidata mujer más votada, y de los hombres, en el periodo anterior, fui la candidata con más votación del Bío Bío, y en el 2012 estoy dentro del Top Ten nacional, cosa que me llena de orgullo”, expresó.

 

LA VIDA DE UNA MUJER DESTACADA

“Soy la menor de 4 hermanos. Eran dos hombres y dos mujeres, y mi hermano Pedro falleció el año 94, un mes antes de que yo jurara como alcaldesa de Los Ángeles. Creo que ha sido uno de los días más tristes de mi vida. Mi madre y padre ya están fallecidos. Soy nieta de colonos alemanes llegados a Chile, y la trayectoria, siempre me formé en un hogar católico, con buenas costumbres, con buenos hábitos, y socialmente con gente con la que compartíamos en el día a día. Soy una persona súper transparente, siempre con mucho respeto, y creo que transmito cariño a la gente, que es lo más importante, amiga de mis amigos, y con muy pocos enemigos”, contó Stark.

Pero esta mujer, que es reconocida por ser concejala en un par de periodos, y proveniente de una familia vinculada a la política, detalló a La Tribuna FinDe cuáles son sus roles que ha cumplido ligada al servicio público.

“Primero estuve dentro de la dirigencia de lo que fueron las mujeres por el ‘No’; fui vicepresidenta provincial de las mujeres demócrata cristianas; luego presidí a las mujeres DC de Los Ángeles; más tarde fui presidenta comunal, y luego secretaria general de la octava cordillera. Y hoy integro la nueva directiva regional, como primera vicepresidenta. Fuera de eso he tenido cargo en temas sociales, que a uno también lo llenan de orgullo”, especificó.

En lo que respecta a cargos de elección popular, Stark puntualizó el año 92-94 fue electa concejala, del 94-96 fue la primera alcaldesa mujer de Los Ángeles, y luego volvió el 2004-2008, 2008-2012 como concejala.

“El año 96, por decisión propia, decido no postular a un cargo municipal. Dejé el municipio, pensé que eran tiempos de otros. Llegó mi hermano a ser concejal, y cuando él decidió no repostular, volví yo”, informó.

Teresa Stark, una mujer soltera y sin hijos, ha destacado por muchos años como una de las figuras fuertes de la Democracia Cristiana, y podríamos decir que del ambiente político en general, puesto que en cada uno de los cargos que ha ocupado, siempre lo ha hecho desde la óptica del respeto, la humildad, y reconociendo que cada una de dichas oportunidades, son mandatos ciudadanos, por lo que su esmero ha sido siempre cumplir –ese deber- como corresponde.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes