suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

María Carolina Ríos: Una mujer dedicada 100% a su provincia

Dice no haberlo pensarlo dos veces a la hora de escoger el lugar donde asentarse con su familia, y sabe perfectamente que Los Ángeles es el sitio indicado.


 Por La Tribuna

09-12-2016_17-28-561-016

María Carolina Ríos Aycaguer, califica su nacimiento en Santiago como “un accidente”, porque se siente angelina de toda la vida.

Esto porque un 10 de junio de 1964, su madre – Nene Aycaguer Mougiart – paseaba por la capital de nuestro país, cuando de pronto, tuvo que interrumpir su jornada, pues tenía que dar a luz a esta aguerrida mujer.

“Se me ocurrió nacer antes, así que me tuvieron de urgencia en Santiago, pero al mes ya estaba de vuelta aquí en el campo”, comentó.

Sobre sus antepasados, añadió que “toda mi familia por el lado paterno de es esta zona, ya que los Ríos han sido siempre de Los Ángeles, no tengo grandes registros, pero al menos tengo certeza que mi tátara abuelo es de acá. Por el lado materno, mi abuelo es un inmigrante francés, que llegó en los años 30”.

En base a todo lo anterior, es tajante para aseverar con mucho orgullo que “aquí están mis raíces, mi familia. Aquí está mi mundo”.

Quienes la conocen, saben que su personalidad es de carácter fuerte, lo cual tiene una razón. A los 11 años tuvo que vivir un episodio que cambió su vida para siempre. Su madre cumplía las labores diarias, cuando un repentino infarto le quitó la vida, motivo por el cual, tuvo que ser criada por sus abuelos.

“Fue algo muy triste. Yo era una niña y a esa edad, la mamá es algo fundamental. Vivir con mis abuelos fue un cambio grande, pero gracias a ello, conocí la importancia y el cariño que hay que tenerle a lo que uno hace. Mi abuelo era un hombre de campo, con un gran aprecio por lo que hacía y por sobre todo de la familia. Él me inculcó algo muy importante: el amor al trabajo. En tanto, mi abuela, era una mujer de gran sensibilidad social. Ella siempre estaba preocupada por las personas y esa fue una gran motivación para mi vida”.

La “Carola”, como la llaman sus cercanos, es la tercera de 7 hermanos y actualmente, es madre de tres hijos –Carolina, María Paz y Fernando- y tiene dos nietos.

Para la ex gobernadora de la provincia de Bío Bío, si hay algo que asegura le gusta, es vivir en Los Ángeles, ya que “estuve un tiempo afuera, 3 años en Santiago, 3 años en Concepción, pero me di cuenta que para tener una mejor calidad de vida con mis hijas tenía que regresar a Los Ángeles. Aquí se logra hacer vida de familia, apacible, se comparte mucho más, y uno que es apegado a sus raíces y tradiciones, hacen que sienta un verdadero agrado de vivir acá. Sin duda uno necesita tener plata, pero donde están tus redes de apoyo, estando aquí, todo se te facilita más”.

Hizo sus estudios básicos en el colegio Teresiano, y toda la enseñanza media la cursó en el Liceo de Niñas, donde egresó. Se califica como una “liceana orgullosa”.

“Los estudios superiores la verdad es que es bastante curioso, por esas cosas de la vida no entré en la universidad en la época que correspondía. Sí empecé a trabajar. De hecho mi primer trabajo fue en la municipalidad de Los Ángeles, con Víctor Pérez. Logré estudiar en la Universidad del Desarrollo, soy Ingeniero en Administración, y lo cuento como dato anecdótico y con algo de orgullo, ya que yo me titulé en 2011, un semestre antes que mi hija mayor. Ella estudiaba en Temuco, y yo viajaba todos los días a Concepción, durante varios años”, confesó.

De hecho, sabe perfectamente que su historia de vida se condice mucho con lo que, a lo largo de Chile y en nuestra provincia, muchas mujeres viven, teniendo que postergar sus estudios por su familia, sus hijos, y es por ello que este tipo de experiencias a María Carolina Ríos, no se la cuentan.

“La vida siempre nos brinda oportunidades, y yo creo que uno debe estar atento a poder percibirla, reconocerla y además tomarla. Yo me casé muy joven, fui mamá a temprana edad, y también a muy temprana edad me separé, y me di cuenta que estaba separada muy joven y con dos niñitas, por lo tanto, se me alejó mucho la posibilidad de poder estudiar lo que yo quería, que inicialmente era derecho, mi sueño de juventud. Tuve que salir adelante como cualquier mujer chilena, y como dice el huaso ‘con las patas y el buche’, crié a mis hijas. Hice mil cosas en el intertanto, y a veces en la vida a uno se le cruzan personas, y yo tuve la suerte de trabajar en Inacap con Javier Vera, una persona a la que admiro mucho –que ya no está con nosotros porque lamentablemente falleció- y una de las grandes enseñanzas que me dejó, fue descubrir las potencialidades de las personas. Él de alguna manera vio algo en mí, y me dijo Carola, tú tienes que estudiar, pero no aquí en Los Ángeles”, detalló.

Recordemos que Ríos trabajaba en Inacap con sede en la capital provincial de Bío Bío, y no podía desarrollar sus estudios en dicha casa de estudios porque se podía mal interpretar, y tampoco en alguna institución de la competencia local. Por tanto, decidió hacer sus estudios, con el sacrificio que ello implicó, en Concepción. Donde la historia ya es conocida y se consagró como profesional.

“No soy privilegiada, pero siento que soy una mujer tremendamente afortunada, porque se me han cruzado personas en la vida muy buenas que me han hecho crecer”, afirmó.

 

¿CÓMO LLEGÓ A DEDICARSE A LA POLÍTICA, Y POR QUÉ?

“Otra de las cosas que encuentro bastante anecdóticas, es que egresé el año 1983 del liceo, sin muchas facilidades. Me fui a pasar unos días en el verano a la casa de una tía y me dijo que tenía que trabajar. Yo le dije que bueno, pero en qué. Ahí me dijo que iríamos a hablar a la municipalidad. Llegamos, una persona que me acogió muy bien, que era el secretario municipal, una lindísima persona. Luego, me gané un espacio, y entré a trabajar al municipio como funcionaria propiamente tal”, contó.

Junto con ello, y a pesar que nunca pensó en realizar una carrera política, ingresó a la Unión Demócrata Independiente (UDI) porque le llamó la atención como partido. Dijo que tuvo el honor de conocer a Jaime Guzmán, quien la marcó mucho. También conoció al senador del gremialismo por Bío Bío cordillera, Víctor Pérez, quien hoy es un gran amigo.

El entusiasmo, pasión y energía de la juventud, le hizo participar mucho en el movimiento de la UDI, hasta el día de hoy. Y esto comenzó el año 1984. Hoy, ha vivido entre sus experiencias de vida, la opción de ser gobernadora de la provincia, lugar desde donde pudo imprimir su sello personal, y que la ha posicionado como una de las figuras políticas de la zona, siendo destacada transversalmente por distintos políticos locales, por haber sido una autoridad “en terreno”.

“Básicamente –lo que rescata- es el contacto con las personas. Eso es fundamental, poder levantar las soluciones a las necesidades que tiene la población en general, cada uno con su particularidad, cada comuna tiene una característica distinta. Sin embargo hay cosas especiales que cada una tiene, pero lejos el contacto con la gente ha sido lo más enriquecedor, fue una inyección de vida. El sentir las ganas de levantarte temprano para poder hacer cosas, cuando tienes la posibilidad y herramientas para contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas, finalmente la función que tú haces no es un apostolado, pero se transforma casi en una necesidad de vida, porque es querer hacer más y más. Porque solucionas una necesidad, cumples una meta, y al segundo tienes otra, y las necesidades son infinitas, por tanto los desafíos en el día a día son muchos, por lo que las horas del día se hacen pocas”, expresó.

 

LA MAYOR CONTRIBUCIÓN

Desde el mundo académico y desde la política, María Carolina Ríos tiene algo que decir. “En Inacap, haber estado más de 5 años, y ver la contribución y el impacto que produce la educación en las familias chilenas, se traduce claramente en una movilidad social. Todos los que estamos en el servicio público, los que tenemos vocación y que trabajamos por aportar algo, tenemos ahí una gran herramienta. Yo creo que entre las cosas que necesitamos, hay dos claves, educación y trabajo, y cuando tienes educación, luego debes buscar las oportunidades para que la gente pueda desarrollarse y mejorar las condiciones de vida. Cuando uno conoce historias, ves la realidad, familias que llegan por primera vez a matricular a un joven, donde, con mucho esfuerzo los padres terminaron la básica, pero posteriormente ves a sus hijos egresados y como les cambia la vida este sueño, realmente te impacta”, relató.

Ríos, profundizó el tema señalando que “cuando uno trata de hacer bien las cosas, y lo haces bien, como hasta el día de hoy las hace la institución y tú, como parte de ella, le generas valor agregado, es una satisfacción tremenda que sientes, es algo concreto.

Desde la política, la contribución que hice desde la gobernación, más que haber levantado el camino a Pedregal, más que haber levantado el tema del paso Pichachén, la pavimentación de caminos rurales, la concreción de diversos proyectos de APR, entre tantas cosas, es que los políticos, tienen que estar 100% dedicados al compromiso interior que hiciste, que es contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas y, por sobre todo, hacerlo con honestidad y transparencia, sin mirar colores políticos, porque la sociedad es una sola. Cuando uno llega a un sector no anda preguntando de qué partido eres, simplemente llegas a tratar de ayudar, de aportar. Cuando se hace con la verdad por delante, de corazón, con compromiso, eso es suficiente para uno. Da satisfacción sentir que lo que haces, lo haces bien, y ese es el sentimiento con el cual uno se queda al final del día y te permite dormir tranquila y mirar de frente a las personas. Eso, sin lugar a dudas, es algo que te permite seguir adelante”.

Para la ex autoridad, los desafíos no terminan, y sabe que existen –aún- muchos retos por cumplir en la provincia, puesto que es una mujer que trabaja por la equidad, por generar más oportunidades para la gente, motivar el emprendimiento. Se cataloga como una defensora de la propiedad privada, confiando en las capacidades y talentos individuales de los habitantes de esta noble zona.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes