viernes 23 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

“Yo vivo y respiro del basquetbol”

A sus 56 años, ha logrado ser reconocido en la provincia por su aporte en el deporte de Los Ángeles.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

02-07-2015_19-02-346.1-3.7.15

A los 10 años comenzó con su trayectoria deportiva, desde siempre tuvo la iniciativa de hacer cosas por el basquetbol, por lo que con tan sólo once años creo un club deportivo con sus amigos, jugó en clubes profesionales y formó tres ligas de basquetbol en Los Ángeles, ya son más de cuatro décadas dedicado a este deporte, el que le han traído grandes logros y satisfacciones.

Actualmente, se dedica a formar a jóvenes y adultos en el basquetbol, y seguir luchando para lograr conformar un equipo que sea parte de Labsur, que represente y sea parte de la historia del deporte angelino.

 

¿Cómo fueron sus inicios en el basquetbol?

Comencé a los 10 años, donde yo vivía había una cancha de basquetbol, y por cosas del destino llegaron unos vecinos que jugaba, ahí me llamo la atención este deporte y formamos nuestro primer club de basquetbol en el año 1971.

 

¿Recuerda la primera vez que jugo en un campeonato?

Sí, me acuerdo que jugamos con Balneario en Conchalí, yo tenía 11 años, y ya era presidente del club, y mi madre, María Grez,  siempre me apoyaba en todo y participaba conmigo, ella era la tesorera, y las reuniones la hacíamos en mi casa.

 

¿Cómo ha sido su trayectoria?

Desde que creamos el Club, nació la iniciativa de hacer cosas por este deporte, Jugué en grandes clubes en Santiago, y termine, en esos años, mi carrera como basquetbolista profesional en Unión Española.

 

¿Por qué decidió dejar el juego y entrenar?

Fui jugador de basquetbol toda mi vida, y mi cuerpo ya no tenía los mismos reflejos, por lo que me dedique netamente a entrenar.

 

¿Cuáles son las satisfacciones y logros que le ha traído su carrera?

Como jugador, jugué en los equipos más grandes que había en esos años, y la gran satisfacción es que mis hijos también son deportistas y amantes del basquetbol. Gracias al deporte han estudiado, recorrido casi todo Chile compitiendo, han hecho buenos amigos y son unos jóvenes sanos.

También tengo muchos alumnos que están becados por el deporte, gracias a la formación que les he dado.

Y en lo profesional comencé como profesor de basquetbol por Digeder, pude hacer cursos en Santiago, también en Argentina como entrenador nivel 1 y 2, y hace años que estoy dedicado a postular en proyectos.

Forme un Club de basquetbol para poder jugar con mis hijos, en al año 1999, Club Andino, fue tanta la demanda de quienes querían entrenar este deporte, que cree en 2001 la Liga de Bío Bío para difundir este deporte en la provincia, y como es difícil encontrar dirigentes que se dediquen 100% a esto, mi señora asumió la presidencia.

Esto siguió creciendo, me di cuenta que los estudiantes querían jugar basquetbol y el año pasado forme la liga estudiantil y el desafió de la presidencia lo asumió mi hija menor. Mi familia me apoyó en todos estos proyectos y siguen conmigo en esto.

Yo soy el presidente de la liga, además de ser el coordinador de todo.

 

¿Cuántos campeonatos realizan en el año?

Tres de cada uno, tenemos más de mil niños jugando.

 

¿Han tenido hartos triunfos?

El Andino es un club poderoso, de una linda historia y hemos tenido muchos logros, pero en esto lo importante es competir, con lo que además se crean lazos de amistad entre las provincias.

Hemos salido a jugar fuera del país también, y tenemos dos deportistas jugando profesionalmente.

 

¿Cuáles son las proyecciones que tiene en el tema deportivo?

La idea es tener un equipo que represente la Libsur.

Nosotros deberíamos tener un equipo de basquetbol que represente a la ciudad.

 

¿Qué significa el basquetbol para usted?

Es mi pasión, yo vivo, respiro de este deporte. Aunque al ser dirigente a veces se pasa malos ratos, hay discusiones con otros dirigentes, a veces uno lo único que quiere es terminar el partido y no volver a hacer otro, pero  ya a los minutos se está pensando en organizar otra, porque esto es un vicio deportivo, para los verdaderos deportistas es un vicio, porque apasiona.

Uno a veces deja de lado muchas cosas familiares por el deporte, y gracias a Dios yo puedo compartir esto con ellos, me siento orgulloso de lo que mis alumnos han logrado, y de los proyectos que nos hemos ganado.

Este deporte es disciplina, y yo les exijo a ellos una buena presentación y comportamiento, le hago charlas también, porque el deporte, sobre todo para los chicos que están en etapa escolar, y con esto se relajan.

Lo más hermoso para mí que gracias al deporte soy conocido a nivel provincial, eso para mí es un reconocimiento a todos mis años dedicado al basquetbol, y al granito de arena que aporto en la ciudad.

 


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes