suscríbete al boletín diario

Mulchén

Joven necesita biopsia urgente para salvar su vida, debido a tumor óseo pélvico

Ante la espera, la familia de la niña decidió arriesgarse, ante la larga espera de un final diagnóstico.


 Por La Tribuna

IMG-20150526-WA0022

Fernanda era una joven de 15 años, con una vida muy activa, participaba en la iglesia, en actividades del colegio y disfrutaba mucho con su familia, con sueños como cualquier niña de 15 años, los que con un simple control médico se desvanecieron.

El 2012 comenzó con unos dolores intermitentes, los que aparecían cada cierto tiempo, hacia el lado derecho, cerca de la pelvis, “Hace dos años comencé con unos dolores intermitentes, eran cada cierto tiempo, por ejemplo cada dos meses, una vez a la semana, a veces cuando hacía mucho ejercicio”, contó Fernanda.

El 6 de mayo, atacada por un fuerte resfriado, fue a control médico, ocasión en que la joven aprovecho de comentarle a su pediatra de aquel dolor que aparecía cada cierto tiempo, por lo que se le recomendó tomarse una radiografía, la cual no salió buena, volviéndose a tomar un scanner, arrojando un resultado que la dejó inmediatamente hospitalizada.

Fernanda recuerda que ese día le dijeron que debían hacerle una biopsia, sin darle mayores antecedentes, ”fui a revisar los resultados con mi pediatra, lo revisaron junto a un especialista y me dijo que me dejarían hospitalizada para hacer una biopsia, en ningún momento me dijo que era, y yo le pregunté y le dije que era lo que tenía, y me dice que era posiblemente un tumor”.

“Estuve 7 días hospitalizada, desde el 7 de mayo, ese día me dieron el diagnóstico, el 6 me sacaron la radiografía y scanner, estuve con suero y remedios para el dolor”, luego de miles de exámenes que se le realizaron a Fernanda, el diagnóstico fue un tumor óseo pélvico, “cuando me dieron el diagnóstico no me explicaron mucho, me dijeron no más que era un tumor, que consistía en un huesito extra que era el mismo tejido que me apareció ahí en la pelvis” explicó.

 

La espera por la biopsia

Luego que la joven fuera dada de alta, le dijeron que había sido derivada al Instituto Traumatológico en Santiago para realizar la biopsia, por lo que debía esperar con paciencia a que la llamaran, ya que esto no era de una semana para otra.

Al verse ante esta situación, los padres de Fernanda decidieron realizar las consultas para ver la posibilidad de hacer la biopsia de forma particular, para no esperar tanto tiempo, ya que si fuese un cáncer, el tiempo de espera le jugaba en contra, era necesario tener lo antes posible el resultado y los pasos a seguir con el tratamiento.

 

De Mulchén a la capital

Luego del diagnóstico, para la familia Artiaga Inostroza comenzó un radical cambio, su madre deja el trabajo, su hermanito dejar de ir a clases, el papá pide vacaciones, y ella deja de hacer su vida normal, “todos tuvimos que cambiar la rutina. Tuve que dejar de ir al liceo, estoy con certificado médico (licencia), por mis dolores que ya lo tengo permanente, no puedo estar sentada ni menos concentrarme”.

Los padres de Fernanda, decididos a hacer todo por tener los resultados, pidieron hora particular a un traumatólogo y siguieron rumbo a Santiago.

Fernanda explicó que “el 14 de mayo fuimos y ahí él doctor me dijo que por su experiencia esto lo tengo desde los 8 años, si es que no es más, dice que lo tengo en el huesito de la pelvis por detrás, por eso que me duele cuando estoy sentada. Además me dijo que respecto al color, forma y por su conocimiento, el cree que no es cancerígeno, pero igualmente debía hacerme una biopsia para ver qué es, y seguir un tratamiento si es que fuera cáncer”.

Los días posteriores, la joven, acompañada de su madre, estuvo haciéndose exámenes de sangre, scanner, orina, electrocardiograma, scanner de tórax en otras partes del cuerpo, para ver si tenía en otra parte del cuerpo.

“Ahora el dolor se ha convertido permanente, lo tengo casi todos los días, camino y me duele, generalmente no puedo estar mucho sentada”, enfatizó Fernanda.

 

Su vida contra el tiempo

Realizarse la biopsia de forma particular sale cinco millones de pesos. Actualmente, Fernanda está en espera de poder juntar ese monto lo antes posible, por lo que familiares y amigos están realizando una rifa para recaudar fondos, motivo por el cual, la joven invita a toda la comunidad a ayudarla para poder dar el paso con su tratamiento”.

Agregando que, “se decidió hacer esto particular, ya que debía esperar mucho tiempo que me llamaran, por lo que sí es un cáncer, estoy contra el tiempo. Con la biopsia necesito el tratamiento, porque sin ella no puedo hacerme nada, alguna operación o tratamiento que me quite esto o si es cáncer alguna quimioterapia”.

Actualmente, están a la espera de juntar la plata lo antes posible, y sea lo que sea que diga el resultado de la biopsia, que no sea tarde para que Fernanda pueda hacerse su tratamiento y siga realizando sus sueños.

“Si esto fuera cáncer a mí me juega en contra esperar, porque se puede ramificar y no puedo esperar. Es mi vida la que está en juego” concluyó Fernanda Artiaga.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes