domingo 08 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Los Ángeles

“Quiero que mis hijos y nietos sigan con el negocio”

Tuvo que aprender cómo trabajar en una carnicería y llevar un negocio de este tipo, sin que quisiera serlo.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

RAMON-CONTRERAS-41

Por: Alejandra Sánchez Ocampo

Fotografías: Alberto Zúñiga

 

Por la enfermedad de su padre, tuvo que hacerse cargo de la empresa familiar “Carnes y cecinas RC”, a sus cortos 18 años, la que con mucho sacrificio ha sacado adelante, y en la que ya lleva 58 años, siendo uno de los pocos, si no es el único, abastero más antiguo de Chile.

 

¿Cómo llego a dedicarse a esto?

Por algo extraordinario y a la vez un poco triste, yo me fui a Santiago después de cuarto medio, quería conocer cómo era la vida. Me fui con 2 amigos y entramos a la escuela de especialidades del ejército, estuve 8 meses estudiando y aprendiendo.

Mi papá se enfermó y tuve que volverme a Los Ángeles, él tenía carnicería en el mercado central, y yo a mis 18 años tuve que hacerme cargo de ella, también teníamos un campito donde teníamos verduras y vendíamos, y ahí yo empecé a trabajar en la carnicería, en la parcela y el matadero, así comencé con esto, desde abajo haciendo de todo.

 

¿Cómo fue para usted hacerse cargo de esta empresa familiar, tan joven?

No fue fácil, pero de a poco nos fuimos armando, trabajamos bien duro, también en esos tiempos me contactaron de una empresa en Santiago para que les llevara cuero de acá del sur, yo viajaba a comprar el cuero y se los enviaba, y luego volvía a Los Ángeles a trabajar en la carnicería, esa era mi vida sacrificada de trabajo.

Después mi señora estaba a cargo con una persona que la ayudaba, y seguimos sacando adelante esta empresa, y un día me dije yo necesito tener una fábrica, y así hace 20 años que tengo mi fábrica.

 

¿Cuáles son las satisfacciones que le ha traído todos estos años de esfuerzo?

He tenido la satisfacción de recibir un premio del estado para que yo hiciera toda nueva la parte de oficina y frente, para llevar a los niños que estaban estudiando, y conocer todo el proceso de como trabajamos, y eso se está haciendo actualmente. Ahora tengo una industria grande y automatizada, trabajamos 7 personas, con mi esposa, hijos y nietos.

Lo que me ha dado bien ha sido que he educado a mis hijos, en estos momentos están muy bien, ya son profesionales.

 

¿Cómo ha sido para usted esta vida de abastero?

Para mí significa haber aprendido a trabajar en esto sin que yo quisiera serlo, porque mi papá tenía carnicería, y yo veía como era el trabajo y todo lo que mi padre se sacrificaba.

Al volver acá, funde el club deportivo los carrera, hice todo lo que pude hacer en otras cosas, hice ese mercado del cual somos dueños todos nosotros, a los otros se les separo, gracias a dios se han dado todas las cosas para poder seguir de pie con mi carnicería.

Es una profesión como cualquier otra, le tengo un gran cariño y aprecio, y lo más importante que lo hago con mucho cariño y amor.

 

¿Qué piensa ahora que ve como esta, y todo lo que ha hecho y logrado?

Haber seguido con esto es lo que Dios me ha dado y lo tengo ganado con mi propio esfuerzo.

No me arrepiento, todo lo contrario, yo gozo con hacer esto.

 

¿En que está actualmente?

Mi hijo y mi señora me ayudan con la carnicería, se hicieron cargo de eso.

Ahora estoy arreglando mi fábrica, hermoseando, haciendo una oficina, un casino para la gente que vaya, y hacer mi propio negocio en mi misma casa.

Estoy feliz, logrando lo que quiero, he conocido a mucha gente y empresario del rubro, de a poco estoy pasando a ser parte de este rubro a nivel nacional.

Tengo 3 locales en el mercado central de Los Ángeles, tengo mi industria y 2 vehículos en frio para repartir.

Yo creo que soy el abastero más antiguo de Chile, empecé a los 18 años y tengo 76, son 58 años trabajando en esto.

 

¿Qué proyecciones tiene para su negocio?

Quiero tener todo, para que la gente pueda ver como fabricamos los productos, soy una de las pocas industrias que queda acá, yo quiero ser una empresa a nivel nacional, Dios quiera que me ayude, lo que yo aspiro a exportar mis productos.

Lo que quiero es que mis hijos y nietos sigan con el negocio.

 

En relación a la clientela, ¿Lleva más de 50 años en esto, aún mantiene personas de sus inicios?

Claro que sí, todavía tengo gente de muchos años.

 

¿Qué hace para mantener a su clientela?

Una buena atención al cliente que va al negocio, ha llegado harto cliente nuevo.

Además, quiero darles las infinitas gracias a todos los que me han ayudado, y en especial a mis fieles clientes, uno solo no hace nada, son parte muy importante del trabajo.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
abasteroCampeonatocapacitacioncarnescecinacertificacioncontrerasdueñas de casafisicoculturismoinsercionlaboralLajaLos Ángelesmujeresnacionalramonrctrabajadoras

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes