suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

“Pintar para mí es un movimiento corporal”

Este angelino que estuvo radicado más de 20 años en Chiloé es un amante de la pintura y se define como “El poder del color”, ya que con la pintura vibra, pues ama el color y el movimiento.


 Por La Tribuna

MUSICO-5

Miguel Ángel Acuña (46 años) pintor autodidacta, se dedica a la pintura hace aproximadamente 20 años, cuando partió su gusto por el color y por la pintura, ya que tiene amigos que son también pintores y empezó a descubrir que tenía un don artístico como la pintura, pero la pintura interactiva, el tono abstracto de este arte.

¿Qué le gusta de la pintura?

Cuando comencé a descubrir mi gusto por la pintura me autodenominé como “El poder del color”, ya que cada uno tiene sus propios gustos por los distintos colores, si me gusta el azul, quiero que el terno sea azul, si me gusta el rojo, elegiré ese tono, por lo tanto toda persona está abierta a poder elegir un cuadro, una pintura, una obra, basado en el gusto de su tendencia.

Yo me defino como el poder del color, porque esa es la fuerza que todos los seres humanos tenemos, porque al momento de abrir los ojos tras nacer nos encontramos con un mundo atiborrado de colores.

Al definirse como El poder del color ¿qué importancia le da a ellos?

El color tiene mucho de matices, cuando viajo a las montañas puedo distinguir los distintos tonos de verde, la cantidad de colores y cómo podemos disernir la gama cromática.

Esto finalmente se convierte en un juego, poder tomar pinceles, pintar con las manos, con una espátula, hacer estructuras con cola fría, con arena, hay muchas formas de hacer algo divertido dentro de la pintura y lo más importante, jugar siempre con los distintos colores.

¿Ha podido presentar sus obras en algunos lugares?

He tenido la posibilidad de presentar mi trabajo en distintas partes del país como Santiago, Puerto Montt, en distintas universidades, galerías, entre otros, pero actualmente no viajo mucho y a mis 46 años mis cuadros están posicionados aquí.

¿Qué significa para usted el pintar?

Pintar ha sido gratificante, porque tengo una línea interpretativa. Cuando me enfrento a un cuadro, para mí tiene una interpretación, pero cuando otra persona se enfrenta a él, tiene una interpretación propia, lo que me ha hecho muy feliz, porque ante la tela en blanco poder expresar un gusto propio y después del espectador, me ha enriquecido como persona.

Pintar para mí es un movimiento corporal, que es lo que yo tengo dentro de mi ADN, con la pintura vibro, ya que amo el color y el movimiento.

¿Usted es angelino?

Soy nacido y criado en Los Ángeles, pero pasé mucho tiempo en Chiloé, donde pude conocer muchas culturas del mundo y eso me ha permitido incluso poder desenvolverme en distintos idiomas.

¿Qué otras actividades le gustan?

Me dedico a ser un orientador de nuestro maravilloso país, trabajando como guía turístico y estuve bastante años en Chiloé, donde pude ayudar a la gente, que la persona pueda recibir este tipo de servicio, que también es algo que me gusta, por lo que en un futuro quiero volver al sur y poner una hospedería, pero obviamente seguir pintando. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes