lee nuestro papel digital

Noticias

Expertos explican qué es el síndrome de Ramsay Hunt

Este padecimiento se hizo particularmente conocido en los últimos días, a raíz de que el artista canadiense Justin Bieber subió un video con la mitad del rostro completamente paralizado.


 Por Nicolás Muñoz

bieber-1
“Esto es bastante serio, como pueden ver. Desearía que este no fuera el caso, pero obviamente mi cuerpo me dice que tengo que reducir la velocidad”. Parte del video viralizado por Justin Bieber.

Con cierta dificultad para hablar y sin lograr pestañear con ambos ojos, Justin Bieber, cantautor originario de Canadá, daba a conocer a sus más de 240 millones de seguidores en Instagram que cancelaba sus próximas presentaciones. Según detalló el artista, sufre del síndrome de Ramsay Hunt, una infección causada por el conocido herpes zóster, mismo virus que produce la varicela y que puede provocar, entre otras cosas, una parálisis facial.

Al respecto, la fonoaudióloga María Jesús Espinoza, coordinadora de la Unidad de Motricidad Orofacial de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad San Sebastián, explicó que la parálisis facial surge de una afectación del nervio facial, provocando que se pierda el control del movimiento de la musculatura del lado afectado, lo que visualmente se aprecia como un rostro “caído”.

Este síndrome afecta mayoritariamente a adultos que han tenido la varicela, cuando el virus se ha mantenido en el cuerpo y puede reactivarse muchos años después de la misma. La infección puede llegar a ser grave en personas que tienen problemas del sistema inmunitario, señala la profesional.

En general, “este cuadro es de inicio brusco, sin capacidad de movilizar la musculatura de un lado de la cara (hemicara); el lado afectado tendrá ausencia de arrugas en la frente, incapacidad de cerrar el ojo, párpado caído, desaparición del surco nasogeniano y desvío del ángulo de la boca”, explicó Espinoza.

Además, la fonoaudióloga relató que producto de esta parálisis facial pueden haber complicaciones que deben prevenirse, como la úlcera de córnea, por incapacidad de cerrar el ojo; contracturas de la musculatura, intentando compensar los movimientos; dificultad para mantener alimentos o saliva dentro de la boca; alteración del gusto (disgeusia); alteración de la sensibilidad (disestesia) y lagrimeo continuo. También puede producir alteraciones al oído.

VIRUS ACTIVO
El diagnóstico de esta alteración es básicamente clínico. En conversación con diario La Tribuna, el fonoaudiólogo Jorge Valdés, director del Diplomado en Neurorehabilitación Fonoaudiológica en Adultos de la USS, señaló que, si bien se puede complementar con estudios radiológicos, la sintomatología clínica permite valorar la afectación, al observar la asimetría en reposo, los movimientos faciales y la ejecución de las funciones como comer, hablar y beber para conocer a fondo la gravedad y pronóstico de esta alteración.

A su vez, destacó que “como el virus se mantiene inactivo hasta periodos de inmunosupresión no hay forma de prevenir, pero sí de tratamientos. Generalmente cuando se activa, dependiendo de las dificultades que presentan las personas, se otorgan medicamentos, no obstante el esquema farmacológico clásico es antivirales, esteroides, y si la persona presenta, por ejemplo, dificultades vestibulares se le dan medicamentos específicos para evitar las crisis vestibulares. En el caso de dificultad para cerrar los párpados se le indican lágrimas artificiales o parches para evitar daños en la córnea”.

BUEN PRONÓSTICO SI HAY BUEN MANEJO
A pesar de las complicaciones asociadas, el profesional enfatizó en que “este no es un síndrome grave, ya que tiene un buen pronóstico si hay un buen manejo farmacológico y terapéutico. Las estadísticas indican que tiene un buen pronóstico si el esquema farmacológico se entrega antes de los tres días de evolución”. Agregó que para esto es crucial consultar al médico inmediatamente, quien en caso de diagnosticar este síndrome, debe derivar al paciente con los profesionales competentes.

Los fonoaudiólogos destacan que muchas personas que han padecido parálisis facial periférica han recuperado la movilidad espontáneamente. Sin embargo, hay casos que demoran mucho tiempo, donde no recuperan su movilidad previa o quedan con algunas secuelas. En el caso del artista canadiense, “realizó una intervención oportuna, por lo tanto, el pronóstico que puede obtener es bastante bueno”, señaló Valdés.

Finalmente, Bieber ha dado cuenta que en los últimos días los síntomas han empeorado, según él mismo dio a conocer en sus redes. “Cada vez es más difícil comer, lo que está siendo extremadamente frustrante”. Por ello, requiere de un tratamiento especializado, basado en un programa de ejercicios musculares que permitan la rehabilitación de funciones como comer, controlar la saliva, hablar y comunicarse mediante expresiones faciales.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Ramsay HuntSalud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes