lee nuestro papel digital

Economía

Inflación chilena superó límites y alcanzó su mayor nivel en más de 20 años

Desde el Gobierno, el seremi de Economía del Biobío, Javier Sepúlveda, proyectó que “no se vislumbra un decrecimiento de los precios en un corto plazo, se espera que los altos precios en los alimentos se mantengan por algún periodo”.


 Por Camila Celis

6-INFLACIÓN14062015-copiaweb (1) (1)

Una vez más, las cifras de la economía chilena generan alerta en las autoridades y los ciudadanos.

Ayer, el Instituto Nacional de Estadísticas informó que el IPC de mayo de 2022 alcanzó el 1,2%, acumulando tres alzas mensuales consecutivas.

Con esta cifra, la inflación en lo que va del año en Chile llegó a 6,1% y alcanzó una potente alza en doce meses de 11,5%, su mayor nivel desde hace 28 años.

Al respecto, el seremi de Economía del Biobío, Javier Sepúlveda, indicó que “es un incremento que está por encima de lo esperado. Este aumento mensual durante mayo se ha debido principalmente a alzas sostenidas en el nivel de precio de los alimentos, en el nivel de precio de los transportes, lo que está de acuerdo con los mercados internacionales, con los conflictos en Europa y con los efectos de la logística internacional derivada de la pandemia”.

Diez de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice y dos incidieron de forma negativa. 

Entre las divisiones con alzas en sus precios destacaron alimentos y bebidas no alcohólicas (1,8%), con 0,386 puntos porcentuales, y transporte (2,2%), con 0,313 puntos porcentuales.  

Entre las divisiones con incidencia negativa destacó comunicaciones (-0,3%), con -0,012 puntos porcentuales.  

En paralelo, el Banco Central, en su reunión de Política Monetaria, acordó por unanimidad aumentar la Tasa de Interés en 75 puntos bases, situándola en un 9%. La cifra es la más alta en 34 años.

Según indicaron desde el ente emisor, “la inflación mundial y sus perspectivas han seguido subiendo, dando cuenta de aumentos de precios más generalizados y persistentes”, y por lo mismo, “los bancos centrales han continuado aumentando sus tasas de referencia y/o han señalizado una trayectoria de retiro más rápida de los estímulos monetarios”.

Tal como en el anuncio de su alza anterior, reafirmaron que “las expectativas de crecimiento mundial se han deteriorado, ante las peores condiciones financieras globales, la evolución del conflicto en Europa y el debilitamiento de la economía china”.

Al respecto, Mauro Villalón, analista de Banco Itaú, indicó que “el Banco Central hoy día está enfrentando riesgos por dos frentes. Por un lado, podría subir mucho las tasas y provocar una recesión local, lo que no es deseable, pero por otro lado, si no acelera lo que debe acelerar, va a retardar la convergencia de la inflación. La apuesta segura del Banco Central es subir lo que tiene valorizado en el mercado, esa es una estrategia segura”.

El analista espera que en la próxima Reunión de Política Monetaria, la entidad rectora suba a 75-100 puntos bases de tasa, mientras que durante julio vuelva a elevarla para llegar a una tasa terminal cercana al 9,5%. “Se debería mantener en ese nivel”.

Asimismo, el seremi Sepúlveda, destacó que “el Banco Central aumentó la tasa de política monetaria, porque, efectivamente las presiones inflacionarias persisten, no se vislumbra un decrecimiento de los precios en un corto plazo, se espera que los altos precios en los alimentos se mantengan por algún periodo, por lo tanto, el Banco Central en función de cumplir con su política inflacionaria, ha aumentado la tasa de política monetaria con el fin de controlar el alza en el nivel de precio y mantener estable la economía hasta fin de año”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes