lee nuestro papel digital

Ambiental

Analizar comportamiento climatológico: una tarea fundamental para enfrentar la sequía

En Chile se han rescatado experiencias de países más desarrollados en materia hídrica para utilizar este conocimiento e implementar las herramientas que aporten a enfrentar el cambio climático.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 4 0306
La implementación de recolectores de agua aporta en el ahorro del agua, así como también a reducir la erosión del suelo ocasionada por esta, porque se disminuye el agua que corre sobre el suelo.

Un especialista de la Dirección Meteorológica de Chile afirmó que el estudio de las lluvias en la región y la inversión en infraestructura para aprovechamiento hídrico, a través del estudio de los datos entregados por las estaciones meteorológicas y la edificación de embalses, permitirán captar y ahorrar mejor el agua lluvia y trabajar con visión de futuro frente al déficit hídrico presente en la región hace más de una década.

El meteorólogo y vocero de la Dirección Meteorológica de Chile, Arnaldo Zúñiga, explicó a diario La Tribuna que “aquí tenemos estaciones automáticas, principalmente en los aeropuertos y aeródromos, además de estaciones climatológicas en algunos sectores, la información siempre es escasa”.

Zúñiga indicó que “nuestro país es tan complicado geográficamente que la distribución de la precipitación va a depender mucho de la geografía”. Debido a lo anterior, añadió, “si realizamos mediciones de las precipitaciones en distintos puntos de la región, es muy posible que tengamos grandes diferencias en la cantidad de precipitaciones”, dijo el experto.

El meteorólogo detalló que “los cerros son muy importantes, cuando un sistema cruza una barrera natural como un cerro, generalmente precipita antes de tocar el cerro y por eso es importante tener distintos puntos de mediciones de la precipitación”.

PLUVIOMETRÍA y SEQUÍA

Zúñiga afirmó que contar con múltiples indicadores del comportamiento de la lluvia distribuidos en los sectores “contribuye a levantar los mapas climatológicos de las regiones y saber la distribución del agua para futuros estudios, por lo que contar con redes de pluviómetros aunque sean de cooperativas es muy importante”.

“La nueva normalidad de precipitaciones, se ajustó en la Dirección Meteorológica a los últimos 30 años, desde el 2000 en adelante ha cambiado mucho el régimen de lluvia en nuestro país”, precisó.

La información recabada y analizada por la Dirección Meteorológica de Chile “es muy importante para que las entidades correspondientes hagan los estudios pertinentes para enfrentar esta nueva normalidad y hagan proyectos con este nuevo enfoque en mente”. “Los pronósticos y simulaciones que se hacen a futuro asociados a este cambio climático muestran disminuciones en la precipitación y es una mirada que se considera en las futuras estrategias para el agua”, contó el experto.

Entre las distintas medidas enumeradas por el meteorólogo para cuidar el recurso natural, en momentos en que escasea, están “la construcción de embalses, para que el agua no escurra hacia el mar desde los ríos, es una mirada sistémica a nivel de Estado donde se utilizan los valores climatológicos”.

La visión se repite y demuestra con otras estaciones climatológicas “del Instituto Nacional de Estadísticas o el mismo MOP (Ministerio de Obras Públicas), entonces ellos que son los principales responsables de monitorear los ríos, están utilizando esta información para futuros proyectos”, según consideró Arnaldo Zúñiga.

El experto en el estudio del clima valoró el avance en el monitoreo y estudio del comportamiento del agua “porque las entidades responsables del manejo hídrico saben cuándo tienen que acumular agua o abrir compuertas, por eso se está hablando de un posible racionamiento si no precipita en la zona central, mientras en la zona sur no es probable que se tenga que tomar estas medidas”.

Zúñiga indicó que “en la zona centro sí se están adoptando las medidas pertinentes para manejar el agua, cuidarla y evitar una situación crítica”. “Las precipitaciones en la zona central, si bien no es mucho, harán caer nieve, lo que contribuye a las soluciones o medidas que se tendrán que adoptar a futuro” comentó el vocero de la Dirección Meteorológica de Chile.

RECOLECTORES

“Con el historial de la sequía, que lleva entre 10 y 11 años, pero que de momento se ha manejado bien, igual se van a generar proyectos a futuro si la mega-sequía se extiende”, adelantó el experto meteorólogo. Dichos proyectos apuntarían a “captar agua o utilizar agua de otra forma, Chile trata de recoger experiencias externas, a sabiendas de que hay países más adelantados en materia hídrica y que Chile rescata para utilizarlas en su propio sistema”, dijo Arnaldo Zúñiga.

Según información del Ministerio del Medio Ambiente de Chile, los recolectores de agua permiten “capturar o desviar la precipitación de agua caída a un área determinada, para ser utilizada, por ejemplo, en el riego de cultivos bajo invernaderos, para el riego de huertas familiares o en actividades domésticas en los propios hogares de los beneficiarios”. La misma cartera informó en la “Guía de Apoyo: Uso y mantención de sistema colector de aguas lluvias”, publicada en octubre de 2020, que “la colecta de aguas lluvia (permite) ahorrar agua potable (…) y reducir la erosión, al disminuir el flujo de agua sobre el suelo”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
direccion meteorologica de chileestudio climatologico chileministerio de obras publicasmoprecolectores de agua lluvia
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes