lee nuestro papel digital

Noticias

Crianza respetuosa: El concepto que se ha puesto de moda en las familias de hoy

El modelo busca evitar la violencia, la falta de entendimiento y la poca empatía en el proceso de crecimiento de los niños y niñas.


 Por Camila Celis

crianza-respetuosa (1)

En los últimos años el concepto de crianza respetuosa ha estado presente de manera predominante en las familias actuales.

Según la definición de expertos, el concepto se basa en el niño y en sus necesidades, atendiendo a las mismas desde el entendimiento y el respeto.

En ese contexto, se busca evitar la violencia, la falta de entendimiento y la poca empatía.

Según la Revista Estudios, este modelo se centra en la práctica consistente de actitudes constructivas, en las cuales los cuidadores promueven el aprendizaje de habilidades para la vida de niños y niñas. De esta manera, la persona cuidadora recurre a la comprensión, la reflexión y la inducción empática para dejar atrás el control externo caracterizado por el castigo, la amenaza, el miedo o la vergüenza.

Es una forma natural e instintiva de educar a los niños y niñas que se basa en estar cerca de los pequeños, conocerlos y ofrecerles así lo que necesitan para crecer mejor.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia establece que la crianza se basa en el conjunto de prácticas de cuidado, protección, formación y guía que ayudan al desarrollo, bienestar y crecimiento saludable y armonioso de las niñas, niños y adolescentes.

Este modelo toma en cuenta seis factores: La evolución de las facultades de la niña, niño o adolescente; la edad en la que se encuentra, características y cualidades de cada uno, sus intereses, motivaciones y aspiraciones, la decisión consciente de no recurrir a castigos físicos ni a tratos humillantes; y el respeto de los derechos”.

Para Carolina Diez Pastene, psicóloga de la Red de Jardines y Salas-Cuna Integra, la crianza respetuosa “va mucho más allá de si decidimos y/o podemos portear a nuestros hijos/as, si decidimos y/o podemos practicar el colecho, si decidimos y/o podemos definir el tipo de lactancia que queremos practicar o si decidimos desterrar el castigo cómo método de enseñanza. La crianza respetuosa está por encima de este tipo de decisiones y/o posibilidades”.

“En términos sencillos, podemos decir que la crianza respetuosa es una forma de vida y de relacionarnos con niños/as desde los principios del amor incondicional, empatía, igualdad y respeto hacia ellos/as. De hecho, en la crianza respetuosa se plasman los derechos de niños y niñas y, por tanto, los derechos humanos, ya que esta forma de cuidado parental se basa en las respuestas sensibles que podamos tener los adultos y/o cuidadores ante sus necesidades”, indicó.

Los tres principales objetivos de la crianza respetuosa son fortalecer los lazos afectivos, acompañar al desarrollo del niño y atender sus necesidades.

Las personas cuidadoras deben conocer al niño en profundidad, prestar atención a sus necesidades y ofrecerle un espacio empático y respetuoso donde el niño se sienta querido, respetado y seguro.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes