lee nuestro papel digital

Noticias

Conmemoran el Día Mundial contra la Hipertensión Arterial

Esta condición afecta al 73,3 % de la población mayor de 65 años en Chile. Los expertos señalan que los mejores aliados son la actividad física y un peso saludable.


 Por Nicolás Muñoz

blood-pressure-heart-low-hig

La hipertensión arterial, es un trastorno médico grave y uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, junto con el tabaquismo, el colesterol elevado en la sangre y la diabetes. En este sentido, un hipertenso tiene más probabilidades de desarrollar accidentes vasculares cerebrales, infartos al miocardio y otras patologías vasculares.

Según los expertos el gran peligro de esta condición es que, a diferencia de la mayoría de las enfermedades, no presenta síntomas (es asintomática), de ahí la importancia de detectarla en forma preventiva.

“Mucha gente cree tener presión alta, porque siente dolor de cabeza o cabeza abombada, bochorno, cansancio y ahogo, pero eso es falso, estos síntomas pueden tener muchas causas distintas. Es por esto que existen exámenes médicos preventivos para detectarla a tiempo. Cuando realmente produce síntomas es porque el enfermo tiene complicaciones graves”, complementó Carlos Caorsi, jefe del Departamento de Cardiología de Clínica Las Condes.

Para explicar en qué consiste esta condición, el especialista manifestó que se da “cuando la presión de las arterias del sistema circulatorio del cuerpo está aumentada, por sobre lo normal, generando daño en nuestro organismo y eso genera a largo plazo un riesgo cardiovascular alto”.

En Chile, las cifras de hipertensión son preocupantes, puesto que su prevalencia alcanza el 27,3 %, siendo más frecuente a mayor edad, afectando hasta un 73,3 % en mayores de 65 años. Por ello, se recomienda el control rutinario de la presión arterial a partir de los 35 años en el caso de los hombres y desde los 40 años en mujeres, de forma anual.

“Lo que conviene es que se haga un seguimiento de una o dos presiones en el día, siempre en reposo, el paciente la anota y se la lleve a su doctor. Y eso lo puede ir repitiendo cada cierto número de meses”, aconsejó Caorsi.

En cuanto a la prevención se señaló que las características de una vida sedentaria, con altos consumos de grasas saturadas y tabaquismo, no hace más que aumentar los riesgos de padecer hipertensión arterial. Bajo este panorama, el cardiólogo indicó que la práctica de actividad física, el consumo de alimentos saludables y el control del peso, pasan a ser fundamentales a la hora de evitar la aparición de esta condición de riesgo grave para el organismo.

“Lo más importante para toda familia es partir con el ejercicio y mantener una vida con hábitos saludables. Generalmente nosotros tendemos a ir al médico a que nos dé un remedio. Esa es la forma más fácil de abordar el tema, pero eso no resuelve el problema. Lo primero es hacer ejercicio y segundo, bajar de peso. Una persona que hace ejercicio y que no está obesa va a controlar mejor su presión”, concluyó el profesional.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Hipertensión arterialSalud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes