lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Tucapel y la cronología de un conflicto medioambiental

Hasta el momento se registran dos procesos de fiscalización activos en el lugar de la polémica, no obstante, la comunidad no ha visto soluciones concretas que permitan recuperar su calidad de vida.


 Por Nicolás Muñoz

Domestic pigs piglets
Imagen de referencia.

Hace más de una década, el 2008 específicamente, se aprobó la declaración de impacto ambiental de un proyecto denominado Plantel de Cerdos Monte Verde Bajo, el cual, además de aumentar la producción de carne en la zona, habilitaría cerca de medio centenar de empleos.

Pasaron los años y la empresa, contra todo pronóstico de las autoridades de la época, comenzó a afectar la calidad de vida de la comunidad. Vecinos y vecinas de de Huépil, Tucapel y Villa Fátima empezaron a alertar de la presencia de “malos olores y aparición de vectores”.

En consecuencia, el municipio recurrió, sin resultados exitosos, ante la Autoridad Sanitaria y la Superintendencia del Medio Ambiente. Por ello, terminaron acudiendo a la Corte de Apelaciones de Chillán, alegando “vulneración del derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación”.

Sin embargo, la defensa que representa a la empresa propietaria del plantel porcino, entregó los descargos al tribunal de alzada de la ciudad de Chillán. Según el escrito de contestación del abogado, hay “inexistencia de olores y vectores en los términos descritos en el recurso”. Además, aseguró que “no existe afectación de garantías constitucionales” y que “la evaluación, construcción y operación del proyecto se ha ajustado estrictamente a la normativa ambiental”.

Por tanto, la única solución para la comunidad de Tucapel era esperar que se llevara a cabo el “Programa de Cumplimiento refundido presentado por Agrícola Coexca S.A. y Agrícola y Forestal Las Astas S.A. con fecha 24 de agosto de 2020”, el cual fue aprobado luego de que la Superintendencia suspendiera el proceso sancionatorio en contra de la empresa.

Actualmente, ya bastante lejos de aquel año, la situación parece no haber cambiado. “Han ocurrido una serie de eventos que dan cuenta de que esa empresa no ha desarrollado los programas de cumplimiento requeridos”, señaló en su momento el alcalde de Tucapel, Jaime Veloso.

LA SUPERINTENDENCIA

Para dilucidar mejor la situación por la que atraviesa el plantel de cerdos Monte Verde Bajo, Rubén Verdugo, jefe de la división de fiscalización y conformidad ambiental de la Superintendencia, señaló que existen dos procedimientos de fiscalización activos.

“El primero corresponde a un expediente de Programa de cumplimiento el cual se encuentra con las acciones informadas por el titular y en etapa final de revisión por parte de esta autoridad. Es importante señalar que dicho Programa de Cumplimiento tuvo como origen una serie de desviaciones respecto del manejo de los residuos líquidos y el riego de cultivos agrícolas, por las cuales se formularon cargos al plantel. Este proceso sancionatorio, se encuentra suspendido hasta resolver si se cumplió con las acciones del mencionado programa de cumplimiento, es decir, no se encuentra cerrado”.

En cuanto al segundo, “existe un expediente en curso, desde el año 2021 por una serie de denuncias realizadas por la comunidad y la Municipalidad de Tucapel, en contra del plantel por episodios de malos olores, principalmente en época estival. Dicho expediente de fiscalización se encuentra en etapa final del informe de fiscalización, el cual consideró tres actividades de fiscalización en terreno, instalación de estación de monitoreo de gases odorantes y examen de información”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Medio AmbientePlantel de cerdostucapel
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes