lee nuestro papel digital

Noticias

Ucrania: Ataque aéreo ruso con bombas no guiadas mató a civiles en Chernígov

Según informó Amnistía Internacional el ataque perpetrado el 3 de marzo mató a personas que hacían cola para comprar el pan.


 Por Nicolás Muñoz

refugiados-ucranianos
Créditos: El Universal.

El ataque aéreo ruso que, según informes, mató a 47 civiles en la ciudad ucraniana de Chernígov puede constituir un crimen de guerra; así lo ha afirmado hoy Amnistía Internacional tras una investigación de los hechos.

Hacia las 12:15 PM del jueves 3 de marzo, una pequeña plaza pública de Chernígov, formada por las calles de Viacheslava Chornovola y Kruhova, fue alcanzada por múltiples bombas que mataron a civiles y causaron graves destrozos en los edificios circundantes.

Basándose en nuevas entrevistas y en la verificación y análisis de imágenes de vídeo, el Equipo de Respuesta a las Crisis de Amnistía Internacional concluye que el ataque fue con toda probabilidad un ataque aéreo ruso en el que se utilizaron al menos ocho bombas aéreas no guiadas.

“El ataque aéreo que alcanzó las calles de Chernígov sacude la conciencia. Fue un ataque despiadado e indiscriminado contra la población que estaba dedicada a sus quehaceres diarios en viviendas, calles y tiendas”, afirma Joanne Mariner, directora del Programa de Respuesta a las Crisis de Amnistía Internacional.

“Este escandaloso ataque es uno de los más letales que ha sufrido hasta ahora la población ucraniana. La Fiscalía de la Corte Penal Internacional debería investigar este ataque aéreo como un crimen de guerra. Los responsables deben ser llevados ante la justicia y debe ofrecerse una reparación plena a las víctimas y sus familias.”

El gobierno regional de Chernígov informó de que 47 personas, 38 hombres y 9 mujeres, habrían perdido la vida en el ataque. Imágenes verificadas del ataque muestran el lanzamiento de ocho proyectiles en rápida sucesión que caen en línea, típico de un bombardeo desde el aire.

Amnistía Internacional no pudo identificar un solo objetivo militar legítimo en el lugar del ataque ni en sus inmediaciones. Imágenes de satélite del 28 de febrero muestran una cola de personas en el exterior de un edificio alcanzado por el ataque. Basándose en estas imágenes y en testimonios de testigos, Amnistía Internacional cree que la mayoría de las víctimas estaban haciendo cola para conseguir alimentos cuando cayeron las bombas.

Alina, estudiante de 21 años, estaba con su familia en su casa, en la cercana calle de Ivana Bohuna cuando cayeron las bombas.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Guerra UcraniainternacionalRusiaUcrania
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes