lee nuestro papel digital

Economía

Observatorio Laboral presentó resultados para la región del Biobío

Los resultados mostraron que la mayoría de los trabajadores que se desempeñan en el sector Industria Manufacturera y en el sector Transporte, en Biobío, son hombres, con un 84% y 88% respectivamente, evidenciando una brecha de género.


 Por Jorge Guzmán B.

Tematicas de Gente en el banco
La mayoría de las empresas señala tener dificultades para llenar algunas de las vacantes que generaron durante los últimos 12 meses, principalmente en Proyectos de inversión y empresas de Industria Manufacturera.

Sence Biobío y su Observatorio Laboral del Biobío realizaron Seminario para presentar los resultados del Estudio Nacional de Demanda Laboral (ENADEL y ENADELPI) 2021, para los sectores económicos de Industria Manufacturera, Transporte y Almacenamiento, Telecomunicaciones y Proyectos de Inversión en la región del Biobío; estudios cuyo objetivo es identificar la demanda de ocupación y capacitación requerida por las empresas para apoyar las políticas y decisiones en formación y empleabilidad. El evento se transmitió en vivo, a través de Youtube, el jueves 20 de enero a las 15:00 horas.

La Encuesta Nacional de Demanda Laboral (ENADEL) se aplica para caracterizar los requerimientos de capital humano de las empresas, y en su tercera versión, abordó tres sectores económicos: Industria Manufacturera, Telecomunicaciones, Transporte y Almacenamiento. Por su parte, ENADELPI, se enfoca en el sector Proyectos de Inversión (públicos y privados).  

“De aquí salen numerosas conclusiones y desafíos respecto a la empleabilidad de las mujeres, de los jóvenes, del desarrollo de las habilidades blandas en todo lo que es brechas de capacitación laboral, nuevos oficios, nuevas demandas del mundo tecnológico. Lo importante de ENADEL y ENADELPI, es que nos entregan datos duros para la toma de decisiones y la mejor articulación de políticas públicas”, señaló Óscar Aliaga, director regional de Sence Biobío y presidente del Consejo Asesor del Observatorio laboral SENCE Biobío. 

Durante la presentación, expuso Luis Méndez, director del Observatorio Laboral de Sence Biobío; y Esau Figueroa, sociólogo y coordinador técnico del Observatorio. Además, se realizó un foro de conversación en el que se sumó Óscar Aliaga y Magaly Mella, doctora en antropóloga social y cultural, académica e investigadora CETI de la Universidad del Bío-Bío; quienes compartieron sus visiones acerca de los resultados, la brecha de género, los estereotipos laborales, la contratación de jóvenes, la urgencia de potenciar las habilidades blandas, entre otras temáticas.  

“Las empresas tienen dificultades para encontrar trabajadores, porque ellos no cumplen con las competencias elementales, y en eso hay una falla de nuestro sistema educacional y de formación. Un desafío como país, es mejorar los programas formativos, de manera que la gente salga con competencias blandas desarrolladas, tenga iniciativa, tolerancia a la frustración, interés por el trabajo, una buena formación técnica”, manifiesta Luis Méndez, académico de la UBB. 

Con respecto a lo anterior, agregó que: “Nosotros tenemos un dato muy alarmante, que es que en Chile el 50% de la fuerza de trabajo, son analfabetos funcionales, es decir, personas que alguna vez aprendieron a leer y a escribir, pero por el desuso, no son capaces de entender una instrucción elemental. Entonces, cuando los trabajadores tienen ese tipo de falencias, el capital humano que dispone el país tendrá dificultades para ser más productivo, tener mejores ingresos y acceder a mejores oportunidades”. 

Algunos resultados de ENADEL y ENADELPI:

Los resultados de los estudios mostraron que la mayoría de los trabajadores que se desempeñan en el sector Industria Manufacturera y Transporte en Biobío, son hombres, un 84% y 88% de ellos, respectivamente, evidenciando una brecha de género. 

Con respecto a lo anterior, Magaly Mella, cuestionó la responsabilidad social de las empresas: “El estado de bienestar implica que no sólo es el estado el que tiene la responsabilidad de ocuparse de las problemáticas de la sociedad en su conjunto, sino que también pueden ser las empresas y la sociedad civil. Las empresas podrían reaccionar de manera proactiva y apuntar a disminuir las brechas que tiene la población, como por ejemplo, haciendo adecuaciones en el área de capacitación para nivelar a sus trabajadores y trabajadoras, o generar incentivos para la contratación de mujeres, migrantes y jóvenes”, menciona Magaly. 

Entre otros resultados de ENADEL y ENADELPI, la mayoría de las empresas señala tener dificultades para llenar algunas de las vacantes que generaron durante los últimos 12 meses, principalmente en Proyectos de inversión (77%) y empresas de Industria Manufacturera (69%). 

Las principales dificultades de contratación que reportan las empresas se asocian a la falta de postulantes, que es señalado por el 30% de las empresas de Industria Manufacturera y el 24% de Transporte y Almacenamiento. En el caso de Proyectos de Inversión, la escasez de postulantes marca un 95%. 

Otra de las principales dificultades, es que los candidatos no poseen las competencias técnicas necesarias, específicamente para un 30% de las empresas de las empresas Industria Manufacturera y el 20% de Transporte y Almacenamiento.

Por otra parte, sólo el 29% de las empresas de Transporte y Almacenamiento y el 43% de Industria Manufacturera planean invertir en capacitación los próximos 12 meses. En cambio, el 64% de Proyectos de Inversión sí planea hacerlo en los próximos 12 meses.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
enadelestudio nacional de demanda laboralobservatorio laboralobservatorio laboral biobiosence biobio
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes