lee nuestro papel digital

Noticias

Personas transgénero deben salir de Los Ángeles para acceder a tratamientos médicos

Adherentes de una agrupación señalaron que el costo de este tipo de procedimientos lleva a gran parte de la comunidad a buscar ayuda en el sistema público de salud, debido al valor de los procedimientos en clínicas privadas.


 Por Jorge Guzmán B.

IMG_20220115_164538
En un conversatorio sobre materia de género, se comentó que se ha mantenido una discriminación que ha alejado a la comunidad LGTB en el área médica, al no considerar los problemas de acceso a los que se enfrentan, alejándolos de ella a la hora de conseguir ayuda.

La Agrupación por los Derechos de la Comunidad Transgénero de Los Ángeles se reunió en la Plaza Pinto, en una convocatoria abierta para expresar su necesidad de acceso a tratamientos médicos, al considerar que en la ciudad aún existe discriminación a su comunidad y falta de recursos humanos y opciones médicas para tratamientos de transición sexual.   

La presidenta de la Agrupación Fuerza y Esperanza Biobío-Los Ángeles, Diana Andrea, dijo que “ya es hora de que en Los Ángeles sigamos luchando por los valores que nos caracterizan como ciudadanía Trans o LGTB”. Andrea agregó a diario La Tribuna que “lo importante de este tipo de convocatorias y del avance del movimiento es el hecho de que cada uno de sus participantes sea valiente y venga a estas reuniones”. La vocera del movimiento por los derechos de las disidencias sexuales y de género dijo en la convocatoria del sábado último que “en el futuro queremos organizar una marcha con el apoyo de organizaciones de Santiago, de hecho hablé con Rolando Jiménez, del MOVILH, que me dijo que estaban dispuestos a cooperar, en conjunto con la Fundación Iguales”. Además de lo anterior, Diana Andrea indicó que “cinco o seis organizaciones más van a venir a Los Ángeles, a apoyarnos”. La coordinadora del movimiento disidente angelino dijo que “la idea es poder tener mucha más gente, de manera que no se nos nieguen tratamientos que están disponibles en nuestro sistema de salud, pero que se niega a través de trabas a las que el sistema ya se ha acostumbrado”. 

BRECHAS POR CERRAR EN SALUD TRANSGÉNERO: HORMONAS Y CIRUGÍAS

El médico y adherente de la Agrupación Fuerza y Esperanza Biobío-Los Ángeles, Bastian Melo Cansino, contó a diario La Tribuna que se sumó a la iniciativa por la defensa de los derechos de la comunidad LGTB porque “encontré que una de las brechas más grandes que teníamos como sociedad en materia de salud era precisamente la salud de personas transgénero”. Melo explicó que “como parte del equipo del Servicio de Salud de la región nuestra motivación fue apoyar e impulsar a este grupo para que ellos lleguen a buscar las distintas ayudas que necesiten”. El mismo trabajador del área de la salud dijo que se daba cuenta, en el ejercicio de su profesión que “siempre ha habido discriminación hacia este grupo en la medicina, lo que los hace sentir alejados de ella, pero no se considera los problemas de acceso a esta por parte de este grupo de personas en específico”. Entre las complicaciones que enfrentan los integrantes de la comunidad LGTB angelina mencionados por el médico, este destacó “el hecho de que no se les llama por su nombre social, e incluso hay estudios a nivel país que lo demuestran, lo que a su vez evidencia la urgencia de que esto se solucione”. 

ACCESO A LA SALUD

Según el adherente al movimiento por la defensa de los derechos de la comunidad trans en Los Ángeles, “aún falta acercarlos a la salud, hacerles exámenes preventivos y finalmente tratarlos como a cualquier persona que busque cuidado en el sistema de salud chileno”. Bastián Melo agregó que otro de los problemas que se ha dejado de lado en materia de inclusión de la comunidad LGBT en la ciudad “es la salud mental, que se vuelve muy relevante considerando la discriminación que sufren y que también debería considerarse como atención primaria, de manera de cuidar las redes de apoyo y el entorno familiar de estas personas”. A nivel de cuidados secundarios de salud, el médico expresó que “se necesita instalar procesos de hormonización que den abasto, ya que aquí solamente existen dos endocrinólogas adultas que ven el tema, pero que no garantizan los medicamentos, es decir, está la atención médica pero no los fármacos”. Otra de las carencias consideradas por Melo, radica en las cirugías a las que se puede acceder en Los Ángeles: “Estamos hablando de diferentes plastías, mastectomías, si es que la persona lo quisiera, aunque claramente no todas las personas trans necesitan de fármacos u operaciones”. El problema, es que si quisieran someterse a este tipo de intervenciones, no es parte de la oferta a la que puedan optar localmente. 

Respecto a las personas que sí tienen la opción de acceder a estos tratamientos, Bastián Melo dijo que “cuando se está pagando, sobre todo en el caso de las cirugías en Santiago, se vuelve muy accesible en clínicas privadas, pero estamos hablando de más de siete millones de pesos que no cualquiera tiene, lo que lleva a la mayoría a tratar de hacer estos cambios a través del sistema público y son muy pocos hospitales a nivel nacional los que tienen el servicio de cirugía, el único de la región que lo tiene, y que está un poco en pausa porque habían tenido algunos problemas es el Hospital Las Higueras, en Talcahuano, más al sur hay uno en Osorno, en el norte hay unos cuantos y después Santiago y Valparaíso, pero en Los Ángeles no hay nada formal, solamente el tratamiento hormonal y la atención médica, pero no los medicamentos que se necesitan”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
agrupacion fuerza y esperanza biobio-los angeleslgbtlgbt los angelestransgenero
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes