lee nuestra edición impresa

Noticias

Construyen cerca de 30 kilómetros de cortafuego en Laja y Yumbel

Acción de silvicultura preventiva, que se replica en otras comunas con zonas de interfaz de la región, busca proteger viviendas e infraestructura crítica ante la ocurrencia de un incendio forestal.


 Por Camila Celis

Cortafuegos Laja 2

Durante esta semana, en las comunas de Laja y Yumbel, se construyeron cerca de treinta kilómetros cortafuegos con maquinaria pesada, a fin de crear un espacio de seguridad que desacelere la propagación del fuego y para que también pueda ser utilizado por los equipos de emergencia como ruta de acceso rápida para llegar a combatir los siniestros. La iniciativa fue realizada por la Corporación Nacional Forestal -CONAF-.

En el caso de Laja, se construyeron más de diez kilómetros de cortafuegos en zonas de interfaz de Villa Capponi, Altos del Laja, Tapiacura, Los Jardines, Nivequetén, La Señoraza, Renacer y en las inmediaciones del Liceo Santa Cruz.

En tanto, en Yumbel, se realizaron labores de construcción y mantención de dieciocho kilómetros de fajas libres de vegetación, con rapado hasta el suelo mineral, en los sectores El Polígono, Unihue, Laguna Flores, Cementerio, Sol Naciente, Las Vegas, Villa Evangelista, Cerro La Virgen, Pallauquen, Cerro El Combate y cercanías del centro penitenciario.

El jefe provincial de Conaf Biobío, Miguel Ángel Muñoz, detalló que la ejecución de estos cortafuegos “es posible gracias al financiamiento que nos otorga el Gobierno Regional, mediante el programa ‘Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz’, el cual ejecuta Conaf en veinte comunas de nuestra región, de las cuales cinco pertenecen a la Provincia de Biobío. Este es un trabajo arduo, por lo que solicitamos siempre a los vecinos que cuiden este trabajo, manteniendo estas fajas despejadas, que son una herramienta importante de protección, ya que puede marcar la diferencia, salvando vidas y bienes, en caso de que se produzca un incendio forestal”.

María Campos, presidenta de la junta de vecinos de Villa Los Jardines, de la comuna de Laja, agradeció el trabajo preventivo. “Para nosotros es importante que Conaf se preocupe de realizar estos cortafuegos, porque en este sector estamos muy propensos a los incendios. Estamos rodeados de sitios eriazos, con pastos largos y leña afuera de los sitios, algo que es muy peligroso para nuestra comunidad. Estamos muy agradecidos ya que hace muchos años que Conaf trabaja con nosotros”, recalcó.

Cabe precisar que, en la Provincia de Biobío, se construirán cerca de noventa kilómetros de cortafuegos en las zonas de interfaz de Yumbel, Cabrero, Los Ángeles y Mulchén, comunas que forman parte del programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes