lee nuestra edición impresa

Desarrollo

Avenida Ercilla: mejoramiento sería realidad recién en cuatro años

Seremi de Vivienda se refirió a la situación de los árboles que deberán removerse por el ensanche de la vía: “estos temas que son súper particulares y puntuales en un territorio determinado se pueden abordar con la comunidad en conjunto con el municipio”.


 Por Juvenal Rivera

ERCILLA (14)

11 mil millones de pesos. Ese es el monto de la inversión necesaria para el mejoramiento integral de los 1,55 kilómetros de la avenida Ercilla, desde la calle Latorre hasta la avenida Ricardo Vicuña.

Se trata de uno de los proyectos viales más importantes que se tiene en carpeta para la ciudad de Los Ángeles, después que en los últimos 15 años se mejorará notablemente el estándar en arterias estructurales como las avenidas Las Industrias, Sor Vicenta, Alemania y Gabriela Mistral, además de la esperada avenida Padre Hurtado.

Sin embargo, la avenida Ercilla no se ejecutará en el corto plazo. Debido a los procedimientos administrativos y al tiempo de ejecución de la obra, la nueva vía verá la luz recién hacia el 2026, siempre y cuando no hayan imponderables.

Así lo precisó el seremi de Vivienda y Urbanismo, Sebastián Abudoj, en conversación con el programa “Tribuna para Todos” de radio San Cristóbal, luego de una presentación de la propuesta de proyecto a dirigentes sociales del sector a intervenir en un esfuerzo por empujar la participación ciudadana.

La autoridad puso acento el carácter integral de la iniciativa de mejoramiento urbano por cuanto “no está pensado sólo en el vehículo o en el transporte público, sino que en tránsito de las personas y en el bienestar ocasionado por el mejoramiento del espacio público”.

Abudoj reconoció que el proyecto, desde la perspectiva del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, está finalizado desde 2016 pero su posible materialización se aceleró en las últimas semanas luego que el municipio de Los Ángeles consiguiera el compromiso de apoyo presupuestario del Gobierno Regional para hacerlo realidad.

Esa nueva condición gatilló el ejercicio de exponerlo a las organizaciones de la comunidad “quienes deben conocerlo en detalle para que los vecinos y sus representantes ayuden a mejorarlo. La propuesta es mejor de lo que está ahora pero puede recibir aportes importantes de la comunidad. Además, deben saber cómo se hará y de qué manera afectará el día a día a quienes viven allí y tienen actividad comercial”

“Aunque son proyectos de largo plazo, quisimos incorporar la opinión y participación de la comunidad, a través de los representantes territoriales”, recalcó.

La idea, añadió la autoridad regional, es que el proyecto de la nueva avenida Ercilla “no solo sea bueno en términos del resultado final, sino que además en el camino que se transita para llevarlo adelante”.

Por lo pronto, adelantó que se avecinan dos etapas. La primera es la administrativa, de uno o dos años de duración, que considera la entrega del proyecto al municipio, la transferencia de los recursos, la definición de las expropiaciones y la licitación y se adjudicación del proyecto. La segunda fase considera la construcción propiamente tal, cuyo plazo se extiende por un par de años. “En ambas etapas será muy importante la participación de la comunidad. El bien común no puede ser a costa del sufrimiento o sacrificio de algunas personas o vecinos en particular”, insistió.

Aunque en dos meses el seremi deberá dejar el cargo por el arribo de un nuevo gobierno, sostuvo que “como equipo tenemos la responsabilidad de seguir trabajando hasta el 10 de marzo. Lo haremos así y todo lo que esté a nuestro alcance para abordar las distintas problemáticas de la comunidad, lo vamos a hacer.

Le deseamos el mayor de los éxitos al próximo gobierno y parte de ese éxito depende también que se cuide lo bueno y se avance en lo pendiente”.

ÁRBOLES

Una de las materias que causa mayores resquemores es lo referido a la posible tala de árboles de la avenida Ercilla para que la vía tenga los anchos considerados en el proyecto ministerial. Al respecto, Sebastián Abudoj se limitó a señalar que “la arborización también puede abordarse en este acompañamiento con la comunidad en que iremos buscando puntos de equilibrio para ir avanzando en el proyecto”.

A su juicio, “estos temas que son súper particulares y puntuales en un territorio determinado se pueden abordar con la comunidad en conjunto con el municipio que resguarda y administra la arborización en los espacios públicos”.

DATOS

  • 1,55 kilómetros de extensión
  • Calzadas de 6,5 metros de ancho
  • Veredas de dos metros de ancho como mínimo
  • Ciclovías de extremo a extremo
  • Seguridad vial, semaforización, evacuación de aguas lluvias e iluminación.
lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes