lee nuestra edición impresa

Destacados

Hospital exhibe muestra patrimonial en homenaje a doctor Víctor Ríos Ruiz

Esta muestra fue posible gracias a la donación del ex senador Mario Ríos Santander, nieto del citado benefactor, quien llegó acompañado de parte de su familia para participar de la actividad en el Complejo Asistencial.


 Por Juvenal Rivera

Muestra de materiales de Víctor Ríos Ruiz en hall del hospital (4)

Desde la década del 50 que el hospital de Los Ángeles lleva el nombre del médico Víctor Ríos Ruiz. Fue la manera de homenajear a quien fuera uno de los hombres públicos más importantes del siglo XX para la provincia de Biobío, no solo desde la perspectiva profesional también que también en el ejercicio de la función pública.

Y aunque en las últimas décadas, en mérito de su complejo y profundo proceso de reposición, el recinto hospitalario pasó a llamarse Complejo Asistencial, no perdió su nombre original: Víctor Ríos Ruiz.

Precisamente en homenaje de este destacado hombre público es que en el hall central del hospital angelino se inauguró una muestra patrimonial en su homenaje. Lo que más destaca es la recreación de la consulta del doctor Víctor Ríos Ruiz, con el mobiliario y artículos de trabajo del profesional.

Su materialización consulta otras dos vitrinas, cada una de las cuales exhibe parte de los utensilios y herramientas empleadas a principios del siglo pasado para el tratamiento de las distintyas afecciones.

Esta muestra fue posible gracias a la donación del ex senador Mario Ríos Santander, nieto del citado benefactor, quien llegó acompañado de parte de su familia para participar de la actividad en el Complejo Asistencial.

El doctor Luis Correa Devia, uno de los promotores de la iniciativa, destacó la figura de Ríos Ruiz, poniendo acento en que “fue uno de los primeros oftalmólogos que hubo en Sudamérica, por lo tanto aquí, sobre su escritorio, encontramos su caja de lentes original, instrumentos de precisión, bisturís específicos para cirugía ocular traídos de Francia en 1888, equipos de electro anestesia, cirugía ginecológica, en fin. Los médicos antes hacían prácticamente de todo, eran más integrales y acá lo podemos apreciar”.

Correa puso de relieve también el sentido de servicio público de Víctor Ríos al recordar que solo aportó a distintas organizaciones de la sociedad, sino que con la atención de pacientes, muchos de ellos de manera gratuita.

En tanto, Manuel Ríos, bisnieto del benefactor, señaló que “el hecho de que hoy día el hospital tenga los instrumentos, tenga también parte de la herencia del doctor Víctor Ríos Ruiz, hace referencia al reconocimiento que tiene la ciudad por los personajes que han ayudado al crecimiento y desarrollo de nuestra comunidad”. Por lo mismo, consideró como importante “que el hospital lo reconozca porque el legado se transmite y el futuro se crea junto a nuestro bisabuelo”.

RESEÑA BIOGRÁFICA

Víctor Ríos Ruiz nació en Los Ángeles el 1 de enero de 1863 y falleció el 24 de febrero de 1951. En sus 88 años de vida, tuvo una destacada participación en los distintos ámbitos del quehacer local.

Estudió en la “Escuela del Cura”, de la Parroquia San Miguel; en el Liceo de Los Ángeles y en el Seminario de Concepción; cursó Medicina en la Universidad de Chile, hasta obtener el título de médico cirujano en 1887; su memoria versó sobre “Neurosis reflejos”.

Aunque de dedicó al ejercicio de su profesión y al cuidado de sus intereses agrícolas en Los Ángeles, en paralelo tuvo una importante obra humanitaria y científica.

Fundador del dispensario y médico del Hospital San Sebastián de Los Ángeles, desde el año 1887 hasta 1906. Luego fue administrador del Hospital, desde 1912 hasta 1920; durante su gestión, se fundó la maternidad y el pensionado del mismo.

En 1889 fundó el Cuerpo de Bomberos de Los Ángeles y fue superintendente, desde 1912. También fue uno de los artífices del arribo del Destacamento Andino.

En 1898 fue el único médico latinoamericano, que participó del primer curso dictado por el Instituto Pasteur, en Francia. Durante esta estadía en Europa, visitó también, las universidades de París, Berlín y Lausane.

Integró las filas del Partido Conservador y fue miembro del directorio general de su Partido; fundó y fue director de su Partido, en Los Ángeles. Fue municipal en el año 1891, regidor, y alcalde en 1902. Entró por primera vez a la Cámara, cuando fue electo diputado, por La Laja, Nacimiento y Mulchén, entre 1906-1909. Fue reelecto en los periodos 1909-1912, 1912-1915 y 1915-1918.

En la Cámara, orientó sus esfuerzos en favor del territorio que representó y se dedicó al estudio y despacho de las leyes sanitarias de la época, especialmente la dictación del Código Sanitario y la Ley de Irrigación: construcción del canal del Laja; en 1917, junto a Francisco Rioseco y Darío Barrueto, dio nacimiento a dicho Canal. Miembro de la Junta de Beneficencia desde 1906 hasta 1920; miembro de la Sociedad Agrícola Biobío; miembro de la Facultad de medicina de la Universidad de Chile. Presidente de la Asociación de Canalistas del Laja. Miembro y socio del Club de La Unión de Los Ángeles.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
benefactorHospital de Los Angelesmuestra patrimonialVíctor Ríos Ruiz

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes