lee nuestra edición impresa

Destacados

Seremi de Energía: “la provincia de Biobío tiene un gran potencial eólico”

Sobre los conflictos con las comunidades vecinas, dijo que “siempre esperamos que los proyectos se desarrollen en armonía con las comunidades. Como ministerio, es un rol que hemos tomado hace mucho tiempo que es acompañar el contacto temprano de los proyectos eólicos con las comunidades para que se desarrollen de la mejor forma posible y con el menor con impacto”.


 Por Juvenal Rivera

101, parque eólico (1)

El seremi de Energía, Christian Coddou, no disimula el orgullo por el avance que han tenido los proyección de generación con energías renovables no convencionales en nuestra Región del Biobío.

Es que si hace una década no se vislumbraban iniciativas de esa naturaleza, salvo aquellas a gran escala como las centrales hidroelétricas de embalse o de pasada, en el último tiempo se observa un panorama completamente distinto.

La variedad de alternativas va mucho más allá de lo que pueda ser la fuerza del agua para mover las aspas de una turbina generadora, sino que ahora se ha ampliado la oferta a lo que puedan proporcionar el sol o el viento.

Es que en los últimos cinco años, las iniciativas de parques eólicos y solares se ha multiplicado de manera superlativa en la zona, con inversiones que superan los varios cientos de millones de dólares.

Sin embargo, no todo ha sido cantar victoria. Los vecinos de varias comunidades vecinas a los parques eólicos – como Los Angeles, Negrete, Mulchén o Laja – se han organizado para reclamar por los efectos en su entorno por este tipo de proyectos. Son varios los sectores que han hecho ver su descontento por no ser informados a tiempo o por no considerar eventuales consecuencias negativas.

A la hora de los balances, catalogó el 2021 como “un buen año en materia de energías renovables” al referirse a seis proyectos construidos que iniciaron su fase de operación comercial, de otras 10 iniciativas que se encuentran en tramitación ambiental y de más de 50 consultas de pertenencia para llevar a cabo iniciativas de menos de 3 MW de potencia instalada.

“Lo anterior da cuenta de la gran posición que tiene la región para producir energía limpia. Hay una gran atracción de la inversión”, destacó la autoridad.

En ese marco, Coddou remarcó que “la provincia de Biobío tiene un gran potencial eólico” y enumeró las condiciones que tiene el territorio para el desarrollo de iniciativas de generación de ese tipo. “La zona – precisó – tiene intensidad y constancia de los vientos. Pero no es solo eso porque también tiene infraestructura de transmisión, es decir, las líneas de transmisión pasan cerca. Para un proyecto es súper atractivo estar cerca porque los costos disminuyen mucho. Además, está la cercanía de la Ruta Cinco para el traslado de las piezas y los componentes. Eso no es menor porque un proceso de ese tipo puede tardar muchos meses. No es lo mismo un proyecto de parque eólico que debe conectarse a dos kilómetros respecto de otro que esté a 30 kilómetros”.

Por lo mismo, adelantó que “varios proyectos entran en vigencia ahora. Además, inician la construcción que están aprobados en la provincia, principalmente eólicos”.

RELACIÓN CON LAS COMUNIDADES

La autoridad regional también se refirió al rol de su cartera en los conflictos entre las empresas generadores y las comunidades cercanas, que ha derivado en protestas y reclamos de los afectados.

Según Coddou, “siempre esperamos que los proyectos se desarrollen en armonía con las comunidades. Como ministerio, es un rol que hemos tomado hace mucho tiempo que es acompañar el contacto temprano de los proyectos eólicos con las comunidades para que se desarrollen de la mejor forma posible y con el menor con impacto”.

El seremi de Energía de la Región del Biobío admitió que “cada vez que hay un proyecto de cualquier tipo, no solo eólico, se generan consecuencias e interacciones con las comunidades” con casos en que los residentes de las zonas cercanas “no estaban enterados de lo que iba a pasar, de que iban a pasar camiones, del porqué intervienen el camino”.

Lo que propiciamos con este contacto entre que quienes quieren llegar con un proyecto a una determinada zona es que tomen contacto con la comunidad para que ésta sepa en detalle lo que va a suceder”.

A su juicio, “con la información previa, se reduce la incertidumbre y así mejora mucho la relación con la empresa y se disminuye el impacto que pudiese tener en la comunidad cercana”.

Por esa razón, en la Secretaría Regional de Energía “tenemos un equipo formado por dos personas que toman contacto con las comunidades. También nos contactamos con las empresas y les proponemos qué hacer”.

Aunque varias empresas del rubro tienen experiencia y están preparados “hay muchas iniciativas de inversiones extranjeros que toman empresas acá en Chile y que nos piden apoyo. Funcionamos como ministro de buena fe. Acudimos a las reuniones donde tienen contacto las empresas con la comunidad, tomamos nota y verificamos que se cumplan los compromisos tomados”.

ELECTROMOVILIDAD

Más allá de las polémicas, Coddou hace ver que las fuente renovable de energía serán fundamentales para avanzar en cumplir con la meta de la carbono-neutralidad al 2050 “que es bastante ambiciosa. Vamos avanzando a buen ritmo y estamos en buen paso para lograrlo”.

Uno de los efectos ocurrirá a mediano plazo, específicamente hacia el 2035, cuando sea obligatorio que todos los vehículos que se vendan en el país sean eléctricos. Sin embargo, en este 2002, su implementación no es tan simple porque se trata de tecnologías de alto costo que requiere, por ejemplo, contar con cargadores públicos.

Sin embargo, un paso se pretende dar en el Gran Concepción a partir de la propuesta de licitar taxis eléctricos. Ya los buses de esas características circulan por las calles de la Región Metropolitana, marcando una diferencia no solo desde el punto de vista de que no contamina, sino también desde la perspectiva de la comodidad para los usarios.

ENERGÍAS LIMPIAS

Desde que partió este gobierno, en marzo 2018, iniciaron su operación comercial 19 proyectos de generación de energía limpia con una potencial instalada de 326 MW. De ese total, cinco corrresponden a parques eólicos, con 149 MW, que equivalen al 46% de dicha capacidad de generación.

Además, hay cuatro proyectos en construcción cuya inversión supera los 400 millones de dólares y en fase de evaluación ambiental la cartera de proyectos suma seis iniciativas eólicos, por mil millones de dólares.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes