lee nuestra edición impresa

Ambiental

Se conformó Junta de Vigilancia del río Laja para gestionar de mejor manera el agua de la cuenca

La firma del documento significa que se podrán regular la cantidad de agua que cada usuario saque del río, sin caer en usos abusivos y considerando la disponibilidad del recurso.


 Por Jorge Guzmán B.

Junta Vigilancia rio Laja (338)
La firma representa un hito histórico que se materializa después de años de trabajo y que permitirá coordinar el actuar de los distintos usuarios de la cuenca hídrica.

Los participantes de la Junta de Vigilancia del rìo Laja firmaron ayer la conformación oficial del ente, que trabajará por la gestión integrada y participativa de sus cauces, para hacer frente a la escasez hídrica, con la participación público-privada del esfuerzo por avanzar en la correcta administración del recurso por parte de los distintos usuarios de la cuenca.   

Después de años de trabajo conjunto y de aunar criterios en favor de un uso sustentable para proteger el río Laja, ayer se oficializó la firma de la Junta de Vigilancia del cauce. Lo anterior significa que la asociación pueda ser registrada por la Dirección General de Aguas (DGA) y presentarse a la sociedad como una institución legítimamente constituida, con plena personalidad jurídica y dispuesta a afrontar los desafíos de los tiempos actuales, que demandan una correcta gestión de este recurso hídrico, en un panorama de sequía creciente que ha afectado a los distintos usuarios de la cuenca.

DESENLACE DE UN ARDUO TRABAJO PARA COORDINAR A LOS USUARIOS

El presidente de la Junta de Vigilancia del río Biobío, Juan Vallejos, dijo a diario La Tribuna, en la actividad, que “esto era algo esperado, que la sociedad necesitaba y que los mismos usuarios querían, es finalmente una aspiración muy antigua y fue un trabajo muy intenso, de muchas diferencias, donde la gente del Laja ha logrado ponerse de acuerdo y acercar las ideas en un estatuto donde todos se acomodan y que significa que en el futuro próximo van a poder tener una Junta de Vigilancia”. Según Vallejos “para la cuenca del río Biobío, es una noticia muy positiva, que significa que todos los usuarios podrán coordinar el uso de los recursos de la cuenca”. 

Santiago Acevedo, abogado que dirigió el proceso junto a los distintos participantes de la asociación de usuarios, indicó que “la firma de la escritura pública de constitución de la Junta de Vigilancia del río Laja, donde la mayoría de los usuarios están solicitando a la autoridad que registre esta nueva organización de usuarios, que es el primer paso del proceso, ahora queda el segundo paso, que es solicitarle formalmente a la DGA que registre esta organización, que va a analizar los antecedentes legales de ella para luego darle personalidad jurídica a esta organización y empezar a distribuir las aguas con las facultades que da la ley a estas organizaciones para distribuir de manera equitativa el agua en la cuenca”. 

USO RESPONSABLE ASEGURARÁ LA CUENCA 

El presidente de la Asociación de Canalistas del Laja, Patricio Guzmán, formuló que “esta firma representa realmente un hito histórico, llevamos muchos años trabajando, hemos presentado juntas de vigilancia que se judicializaron sin éxito”. Guzmán explicó que “esto es un enorme avance, porque permite regular las proporciones de agua que cada usuario saque del río, sin hacer usos abusivos de acuerdo a la disponibilidad del recurso”.

El gerente regional de Essbio en Biobío, Peter Schmoll, declaró que “la firma de este documento es un paso fundamental en nuestra estrategia de sostenibilidad y conformar una junta de vigilancia implica una relación integral con los distintos actores de la cuenca y lo que buscamos es dar esa sostenibilidad en un largo plazo, otorgando el acceso universal al agua para consumo humano”. Schmoll hizo énfasis en que “la coordinación efectiva con los usuarios permitirá garantizar el acceso al agua para consumo humano”.

El jefe de la Dirección General de Aguas (DGA), en Biobío, Andrés Esparza, dijo que “en el contexto del déficit de precipitaciones derivado de un cambio climático global es algo sumamente relevante, no solamente por el mejor uso del recurso, sino que con el foco en entregarle una mejor calidad de vida a las personas de la región, por lo que, como Dirección General de Aguas también hemos promovido modificaciones al Código de Aguas, donde se vela por el consumo humano, la conservación del medio ambiente y la conservación de otros sectores productivos, como el turismo, que en el caso de Saltos del Laja, dependen de que haya agua para poder realizar su actividad”. Por lo mismo, Esparza dijo que “esta iniciativa permitirá no solamente darle una mejor calidad de vida a las personas, sino que proteger el medioambiente y entregarle certezas jurídicas a los sectores productivos”. 

La delegada provincial subrogante, Victoria Pincheira, manifestó a La Tribuna que “el desafío hoy es generar un control de las aguas, de manera de evitar que en el futuro exista escasez del recurso hídrico, preservar el lago Laja, que le da distribución y fuerza a los caudales del río Laja”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
asociacion de canalistas del lajaDGAdireccion general de aguasescasez hídricaescasez hidrica biobiojunta de vigilancia del biobiojunta de vigilancia del rio biobiojunta de vigilancia rio laja

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes